6/20/2018

Perú: Congresistas peruanos rechazan la política antimigratoria de “Tolerancia Cero" del Gobierno de Estados Unidos


Los Congresistas de la República del Perú ejerciendo la facultad que les confiere el artículo 68° del Reglamento del Congreso de la República, presentan la siguiente:

Moción de Orden del Día
Considerando que la nueva política antimigratoria de Estados Unidos de América - conocida como "Tolerancia Cero"- establece que los inmigrantes sin documentos sean puestos en custodia criminal y que sus hijos menores de edad sean considerados menores fóraneos no acompañados.

Que como consecuencia de dicha decisión, las familias son separadas; recluyendo a los padres en prisiones federales y a los hijos menores de edad en centros de detención temporal.

Que los medios de comunicación han denunciado que la implementación de esta política ha llevado a una práctica sistemática de abuso, en la cual se produce la separación abrupta de las familias sin información previa, se impide la comunicación de los padres con sus hijos, y se mantiene a los menores de edad en condiciones de detención reñidas con los estándares mínimos de dignidad y respeto a su integridad física y psicológica.

Que bajo esta política más de dos mil niños han sido separados de sus padres y se encuentran detenidos en la frontera con México, de acuerdo al último informe del Alto Comisionado de Derechos Humanos ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Que la Academia Americana de Pediatría ha solicitado el fin inmediato de esta política pues se está generando daños irreparables a la salud de los niños detenidos. 

Que esta práctica sistemática es contraria a la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, de la cual los Estados Unidos de América es parte, la cual tutela en sus artículos V, VI y VII los derechos de los niños y adultos a la integridad y unidad familiar.

Que bajo los estándares del derecho internacional, esta práctica sistemática constituye un trato cruel, inhumano y degradante contra los inmigrantes, el cual merece el rechazo de la comunidad internacional.

Que el Perú como Estado integrante del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas, debe buscar fortalecer la promoción y protección de los derechos humanos en todo el mundo y a su vez, hacer frente a situaciones en donde estos sean violentados y buscar formular recomendaciones sobre ellos.

POR TANTO

El Congreso de la República,

ACUERDA

Primero: Rechazar la implementación de la política antimigratoria “Tolerancia Cero” del gobierno de Estados Unidos de América, por afectar la dignidad e integridad de los inmigrantes detenidos, en particular de los menores de edad.

Segundo:  Exhortar al Ministerio de Relaciones Exteriores a condenar esta política antimigratoria y, en esa línea, coordinar acciones conjuntas desde el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas y en paralelo, con las cancillerías de países latinoamericanos, que coadyuven a acabar con esta crisis.

Tercero: Solicitar al Ministerio de Relaciones Exteriores que evalúe llamar en consulta al Embajador del Perú en Estados Unidos de América como muestra de rechazo ante la aplicación de esta política antimigratoria.


Lima, 19 de junio de 2018.
Firman: Alberto de Belaunde (Independiente), Mercedes Araoz (PPK), Ursula Letona (Fuerza Popular), Víctor Andrés García Belaunde (Acción Popular), Javier Velásquez (Apra), Marisa Glave (Nuevo Perú), Gloria Montenegro (Alianza para El Progreso), Hernando Cevallos (Frente Amplio), Miguel Torres (Fuerza Popular), Carlos Bruce (PPK), Gino Costa (Independiente), Tania Pariona (Nuevo Perú), Marisol Espinoza (Alianza para El Progreso), Patricia Donayre (PPK).


Ilustración de Eleanor Taylor para New Yorker.
Fuente: Medium y Twitter de Alberto De Belaunde.

SRSG: "Todos los niños y niñas tienen derechos humanos inherentes"

20 de junio de 2018, New York.- Los niños constituyen más de la mitad de la población de refugiados del mundo. Se ven obligados a huir de sus hogares para buscar un lugar más seguro, y en mucho de los casos, estos niños realizan viajes peligrosos sin compañía o separados de sus familias.

"Millones de niñas y niños en movimiento se enfrentan a círculos viciosos de violencia: Ellos están huyendo de la violencia, y corriendo con la violencia", dijo Marta Santos Pais, Representante Especial de la ONU para la violencia contra los niños.
  
"Huyendo de la persecución, escapando de la violencia de las pandillas y de la comunidad, de la explotación y la inseguridad política, sus acompañantes de ruta son el miedo, la ansiedad y la inseguridad. La única constante es el miedo o temor a que se usen nuevas formas de violencia contra ellos", dijo Santos Pais.

"Los niños pueden ser percibidos como intrusos antes que víctimas vulnerables en riesgo al cruzar las fronteras en busca de un destino seguro. A menudo, estos niños no se benefician del derecho a la protección que ellos tienen y desesperadamente necesitan.

En una encuesta realizada a 170 mil niños, la violencia es su principal preocupación: es la razón principal por la cual los niños abandonan sus comunidades y es un riego clave que enfrentan durante todo el viaje y al llegar al destino del país.


"All Refugee Children have Inherent Human Rights"

New York.- Children make up more than half of the world’s refugee population. They are compelled to flee their homes to find a place of safety, and in too many cases, these children make a dangerous journey unaccompanied or separated from their families.

"Millions of girls and boys on the move face a vicious continuum of violence: they are as much running from violence, as they are running with violence,” said UN Special Representative of the Secretary-General on Violence against Children, Marta Santos Pais.

"Escaping persecution, gang and community violence, exploitation and political insecurity, their companions en route are fear, anxiety and insecurity. The only constant is the threat of new forms of violence being used against them,” said Santos Pais.

"Children may be perceived as interlopers rather than vulnerable victims at risk who cross borders in search of a safe destination. Often, these children fail to benefit from the protection they are entitled to and desperately need".

"In a survey we conducted with more than 170,000 children, violence is at the top of their concerns: it is the key reason why children feel pressed to leave their communities and is a key risk they face along their journey and upon arrival in a destination country".

"The right of every child to safety and protection does not cease when they are compelled to move into a different jurisdiction. All states must ensure that all necessary measures are put in place to safeguard the rights of these vulnerable children at all times,” said Santos Pais. “Asylum seeking and refugee children must be treated above all as the children that they are".

But as is being witnessed today, refugee children of all ages are being placed in overcrowded facilities, confined in airports, harbors or islands, and held in detention centers. They are being forcibly separated from family members or forced to live with unrelated adults, making them further vulnerable to harassment and abuse.

"Child detention and the separation of refugee children from their families is not in the child’s best interest,” continued Santos Pais. “Family separation causes irreparable harm to children. All children have the right to grow up in a caring, nurturing family environment - preserving family unity is crucial for their protection and wellbeing".

"For children who are already deeply traumatized, separation from their families is a form of violence, and detention an additional punishment. We must end child immigration detention and promote child-sensitive care alternatives".

"Refugee children suffer fear, depression and a heightened sense of desperation which hampers their development and future potential. But this can and must be avoided. Guided by human rights standards, we can transform the pattern of violence refugee children endure into a circle of protection of their fundamental rights,” said Santos Pais. “Children must always be placed above politics, and in all circumstances the best interests of the child must be paramount!".

On World Refugee Day, let us recommit and take action to safeguard the rights of every child and bring an end to the continuum of violence that shapes the daily lives of refugee children. They are children, first and foremost. Children with inherent human rights who urgently need and are entitled to our steady support,” concluded Santos Pais.

6/19/2018

CIDH expresa preocupación por las recientes políticas y medidas de migración y asilo de Estados Unidos


Washington D.C. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresa su preocupación por las políticas y medidas de migración y asilo recientemente adopatadas por Estados Unidos. La CIDH condena la muerta de Claudia Patricia Gómez Gonzáles, una índigena Maya-Mam de Guatemala de 20 años de edad, quien fue asesinada a tiros por la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos. Asimismo, la CIDH expresa su profunda preocupación por la nueva política migratoria conocida como "tolerancia cero" para disuadir la migración separando a niños y niñas de sus padres y madres, así como las recientes decisiones legales que restringen el acceso al estatuto de refugiado sobre la base de la violencia doméstica y de pandillas. La CIDH llama a las autoridades de los Estados Unidos a priorizar el respeto a los derechos humanos en sus políticas y prácticas.

Según información públicamente disponible, el 23 de mayo de 2018, un agente de la Ptrulla Fronteriza disparó contra un grupo de personas que él creía eran inmigrantes indocumentados en Río Bravo, Texas, cerca de la frontera con México. Como resultado, Claudia Patricia Gómez Gonzáles recibió un disparo en la cabeza y murió. Claudia viajó a Estados Unidos desde Guatemala en busca de mejores oportunidades para trabajar y estudiar. La Comisión insta a las autoridades de Estados Unidos a llevar a cabo una investigación exhaustiva y proporcionar una explicación satisfactoria y convincente de los sucedido.

La Comisión también expresa su profunda procupación por la nueva política de "cero tolerancia" anunciada el 7 de abril de 2018, que establece que todas las personas que crucen la frontera ilegalmente serán procesadas. Debido a esta política, niños y niñas son separados de sus padres y madres y derivados a la Oficina de Reubicación de Refugiados, donde podrían ser entregados a un patrocinador adulto en Estados Unidos, una familia de acogida, o ubicados en un refugio.

La CIDH reafirma que niños y niñas tienen derecho a no ser separados de sus padres porque la detención nunca responde al interés superior del niño. La Comisión solicita a las autoridades de Estados Unidos que identifiquen a los niños migrantes que requieren protección internacional y no recurren a la privación de la libertad de los niños en ninguna circunstancia, incluso con el objetivo de garantizar la unidad familiar.

La CIDH reitera que el principio de no devolución. contenido en el Deredcho Internacional de Refugiados que establece la prohibición de expulsar o devolver a personas cuyas vidas y libertades podrían estar amenazadas por motivos de raza, religión, nacionalidad, grupo social u opinión política.

La Comisionada Margarette May Macaulay, Relatora de la CIDH para Estados Unidos, destacó: "La migración irregular no es un delito. Los Estados deben tener en cuenta el interés superior del niño. La familia es la unidad fundamental reconocida en las leyes nacionales y el derecho internacional de los derechos humanos en todos los Estados democráticos, y está legalmente reconocida y protegida".

El Comisionado Luis Ernesto Vargas Silva, Relator de la CIDH sobre los Derechos de los Migrantes, declaró: "Si bien los Estados tienen derecho a establecer sus políticas de inmigración; las políticas, leyes y prácticas implementadas en materia de migración deben respetar y garantizar los derechos humanos de todos los migrantes, que son derechos y libertades que se derivan de la dignidad humana. Las políticas y prácticas de inmigración nunca pueden usarse como mecanismos para causar tratos crueles, inhumanos y degradantes, para separar familias, para atacar a niños y sus familias, o para poner en mayor riesgo las vidas de las personas que necesitan protección. Esto es simplemente inhumano e incomprensible".

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

6/18/2018

ONU: Es “inadmisible” que un Estado separe a los niños de sus padres


En el que ha sido su último informe ante el Consejo de Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein ha expresado su gran preocupación por las políticas migratorias adoptadas en Estados Unidos que han separado a cerca de 2000 niños de sus padres y que los mantienen detenidos en la frontera con México.

Dichos menores, en su gran mayoría centroamericanos, son castigados porque sus padres entraron sin documentos al país.

El Alto Comisionado citó a la Asociación Estadounidense de Pediatras, que ha calificado esta práctica de cruel y ha deplorado el "abuso de menores sancionado por el Gobierno", además de advertir los daños irreparables que pueden inflingir en los niños.

"La idea de que un Estado intente disuadir a los padres (de entrar indocumentados al país) cometiendos este abuso contra los niños es inadmisible. Insto a Estado Unidos a poner fin inmediatamente a esta práctica", subrayó.

También llamó al Gobierno Estadounidense a ratificar la Convención sobre los Derechos del Niño y a hacerla centro de sus leyes y políticas nacionales (Recordar que Estados Unidos es el único país que no ha ratificado la Convención).

En un comunicado difundido este lunes, el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, defendió los derechos de los niños refugiados y migrantes, aunque no mencionó a Estados Unidos.

"Como una cuestión de principio, el Secretario General cree que los refugiados y migrantes deben ser tratados siempre con respeto y dignidad, y de acuerdo con la ley internacional", señaló el portavoz del Secretario General, Stephan Dujarric".

Los niños no deben ser traumatizados siendo separados de sus padres. La unidad de la familia debe preservarse", asegura el comunicado.

Por su parte, el alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados instó a Estados Unidos a dar prioridad a la unidad familiar y al interés del menor cuando implemente sus nuevas políticas en la frontera con México.

"Hay métodos efectivos de garantizar el control de una frontera sin exponer a las familias al trauma psicológico de la separación de padres e hijos, que tiene efectos duraderos", aseguró Filipo Grandi.

Zeid abrió este lunes en Ginebra la sesión número 38 del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, la última que inaugurará antes de concluir su gestión en agosto de este año.

Ola de Nacionalismos
Otros temas mencionados en el informe del Alto Comisionado incluyeron los ataques al sistema multilateral y sus reglas, así como a las leyes de derechos humanos; los conflictos que afectan a diversos países; y la ola de nacionalismo que impera en algunas regiones del mundo.

Sobre esta ola, declaró: "El verdadero patriotismo consiste en percibir a todos los Estados, y a la humanidad en su conjunto, como una comunidad de responsabilidades mutuas con necesidades y metas compartidas. El verdadero patriotismo consiste en el trabajo de crear comunidades tolerantes que puedan vivir en paz".

Situación en América Latina
Venezuela, Nicaragua y México formaron parte de la lista de Estados enumerados por Zeid por la situación de los derechos humanos en sus terriotior. Según él, los tres países precisan tomar medidas para mejorar las garantías fundamentales de su población.

Zeid resaltó la gravedad y alcance de las violaciones de derechos humanos en Venezuela y sostuvo que el Gobierno ha ignorado una larga lista de solicitudes de acceso a expertos en el tema con mandatos relevantes para la crisis que atraviesa el país actualmente.

"Continuaremos monitoreando la situación a distancia, publicaremos un segundo informe en los próximos días y creemos firmemente que el Consejo de Derechos Humanos debe establecer una Comisión Investigadora", dijo.

Al hablar de Nicaragua, Zeid recordó que las protestas antigubernamentales registradas en los últimos dos meses han dado como saldo la muerte de al menos 178 personas y herido a unas 1500, en su gran mayoría a manos de la policía y otras fuerzas que apoyan al Gobierno. Además, añadió, se han reportado secuestros y desapariciones.

"La gravedad de estos eventos podría ameritar una comisión internacional investigadora. Espero que se mantenga el compromiso de reanudar el diálogo nacional, lo que abarca el cese de toda forma de violencia y amenazas, y el compromiso de invitar urgentemente a la Oficina de Derechos Humanos de la ONU a visitar el país, como lo hemos solicitado en repetidas ocasiones", apuntó.

Con respecto a México, el Alto Comisionado lamentó que, pese a que ha habido una apertura, persista la falta de acceso para el Comité sobre Desapariciones Forzadas.

"Desde 2012, el Comité ha registrado más de 310 reportes urgentes de casos de desapariciones forzadas en el país, lo que representa más del 60% de todos los casos urgentes registrados a la fecha, indicó.

Despedida
Zeid Ra'ad Al Hussein ha compartido sus últimas reflexiones antes de abandonar el cargo.

"He pasado la mayor partes de mi carrera trabajando para y en las Naciones Unidas. Lo que he aprendido es que la ONU es un reflejo del panorama mundial. Es tan maravillosa o tan patética como lo sea el escenario internacional en el momento. También he parendido a entender lo pobre que es la memoria humana, que la historia de tanta gente solo importa cuando sirve para lanzarse a la batalla política", declaró.
Fuente Centro de Noticias ONU: https://news.un.org/es/story/2018/06/1436102

6/15/2018

CorteIDH se pronuncia sobre indulto a Alberto Fujimori

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) emitió resolución de supervisión de cumplimiento de sentencia, obligación de investigar, juzgar, y de ser el caso, sancionar, en el caso Barrios Altos y La Cantuta vs. el Estado peruano.

La CorteIDH resuelve: "que el Estado no ha dado cumplimiento total a la obligación de investigar, juzgar y, de ser el caso, sancionar las graves violaciones a los derechos humanos determinadas en las Sentencias emitidas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en los casos Barrios Altos y La Cantuta" (subrayado nuestro).

Además dispuso que: "tanto el Estado del Perú como los representantes de las víctimas presenten a la Corte IDH, a más tardar el 29 de octubre de 2018, información sobre los avances por parte de la jurisdicción constitucional del control del “indulto por razones humanitarias” concedido a Alberto Fujimori, en relación con el cumplimiento de la obligación de investigar, juzgar y, de ser el caso, sancionar las graves violaciones a los derechos humanos determinadas en las Sentencias emitidas en los casos Barrios Altos y La Cantuta".