9/28/2016

Expertos de las Naciones Unidas solicitan abolir las leyes restrictivas del aborto

Un grupo de expertos de la ONU en derechos humanos instó a los Estados a derogar las leyes y políticas restrictivas relacionadas con el aborto, así como las medidas punitivas y las barreras discriminatorias para el acceso a servicios de salud reproductiva.

En el Día de Acción Global para el Acceso al Aborto Seguro y Legal, que se celebra el 28 de septiembre, los expertos recordaron que unas 47.000 mujeres mueren anualmente por complicaciones debidas a prácticas inseguras de interrupción del embarazo.

Las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) también indican que cada año se llevan a cabo cerca de 22 millones de abortos inseguros en el mundo y que esta práctica se ha convertido en una de las principales causas de mortalidad y morbilidad materna. Y, según organizaciones internacionales 4 millones de mujeres abortan cada año en América Latina y más del 90% de estos abortos son inseguros.

Los especialistas en derechos humanos afirmaron que la penalización del aborto y la denegación del acceso a servicios adecuados para interrumpir un embarazo no deseado son formas de discriminación de género.

Asimismo, expresaron alarma por el sometimiento a procesos judiciales o encarcelamientos que sufren en algunos países las mujeres que buscan servicios de salud relacionados con un aborto, así sea espontáneo. 

Por ejemplo, América Latina y el Caribe tienen algunas de las leyes más restrictivas del mundo. Siete de los nueve países que criminalizan el aborto sin excepciones están en la región: El Salvador, Honduras, Nicaragua, República Dominicana, Surinam, Haití y Chile.

Para Juan Méndez, Relator especial de la ONU sobre la tortura y otros tratos crueles inhumanos o degradantes, "Varios países latinoamericanos y otras países del mundo prohiben y criminalizan el aborto bajo cualquier circunstancia, eso es lo más grave. Pero aún en los países dónde bajo ciertas circunstancias se descriminaliza el aborto es muy necesario que el estado garantice, que la sociedad misma no reprima el aborto con conductas como por ejemplo, negar servicios a mujeres que lo solicitan o someterlas a un trato inhumano y cruel precisamente porque solicitan el servicio de reproductivo. Aunque el aborto no está legislado específicamente por el derecho internacional de los derechos humanos, está claro que la negativa a proveer servicios reproductivos a las mujeres que no quieren tener el hijo resulta en trato cruel, inhumano y degradante para las personas que están obligadas a mantener el embarazo aún en caso de violación o de daño para la salud de la mujer o del niño por nacer".

"Esta claro que la prohibición absoluta que ha regido en muchos países durante muchos años no ha sido eficaz en suprimir la práctica concreta del aborto, lo único que ha conseguido es sumergir a las práctivas abortivas a una especia de bajo mundo y clandestinidad donde las únicas víctimas son las mujeres", dijo Juan Méndez.

Violación sexual, según los especialistas, los Estados deben permitir a las niñas y adolescentes mujeres poner fin a un embarazo no deseado, para no exponerlas a un riesgo mayor en el futuro. En ese sentido, compartimos resumen de lo que  el Comité sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas señala sobre el aborto y los derechos sexuales y reproductivos de los y las adolescentes:
Fuente Radio ONU: http://www.unmultimedia.org/radio/spanish/2016/09/expertos-solicitan-abolir-las-leyes-restrictivas-y-medidas-punitivas-en-relacion-con-el-aborto/#.V-wKBPDhDIU

No hay comentarios:

Publicar un comentario