2/03/2017

OMS: El sedentarismo amenaza cada vez más la vida de las personas

La falta de actividad física es un factor de riesgo considerable para las enfermedades no transmisibles (ENT), como los accidentes cerebrovasculares, la diabetes y el cáncer. Son muchos los países en los que la actividad física va en descenso. En el ámbito mundial, el 23% de los adultos y el 81% de los niños y los adolescentes en edad escolar no se mantienen suficientemente activos. 

Conseguir que la gente se mueva es una estrategia importante para reducir la carga de ENT, según se indica en el Plan de acción mundial de la OMS para la prevención y el control de las ENT 2013-2020, en el que se hace un llamamiento a reducir en un 10% la inactividad física de aquí a 2025, lo que también contribuirá a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

La OMS dispone de recomendaciones sobre la cantidad mínima de actividad para mejorar la salud en todos los grupos de edad, pero es importante ser consciente de que algo de actividad física siempre es mejor que nada. Las personas inactivas deben comenzar realizando pequeñas cantidades de actividad física como parte de su rutina diaria e incrementar gradualmente su duración, frecuencia e intensidad. Asimismo, los países y comunidades deben tomar medidas para ofrecer a las personas más oportunidades de mantenerse activas.

Según el documento, la falta de ejercicio propicia el cáncer, la diabetes, la depresión y otras enfermedades no transmisibles (ENT), por lo que la agencia ha llamado a la población para aumentar sus niveles de actividad.

El Plan Global 2020 para la Prevención y Control de las ENT recomienda comenzar con ejercicios suaves y luego ir incrementando su duración e intensidad. No necesariamente tiene que ser un deporte, jugar y hacer los deberes diarios en casa también puede contribuir a ser más saludable. "Cualquier actividad, sea trabajo, andar en bicicleta para moverse de un lado a otro o como parte del tiempo libre tiene un beneficio para la salud", asegura el plan de la OMS:
1. La actividad física reduce el riesgo de enfermedad.
2.  La actividad física regular ayuda a mantener un cuerpo sano.
3. No hay que confundir la actvidad física con el deporte. La actividad física, moderada o vigorosa es beneficiosa.
4. 60 minutos diarios para las personas de 5 a 17 años.
5. 150 minutos semanales para las personas de 18 a 64 años.
6. Mayores de 65 años, al menos 3 veces a la semana, cuando no puedan por salud hacer más. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario