6/08/2016

Marta Santos Pais: "Más de la mitad de los niños, niñas y adolescentes está en peligro en el mundo"

Marta Santos Pais creción en un hogar feliz en Portugal. Al ver las niñas romaníes de su misma edad tratados como parias y escuchando historias de su padre - un juez de familia - cerca de innumerables casos de sus compañeros atrapados en la pobreza y abandonados por sus padres, se preocupó y encendió un sentido del deber para ayudar a otros menos afortunados.

Hoy, es la Representante Especial del Secretario General para el tema de la Violencia Contra los Niños de la ONU, Marta Santos País, moviliza a la acción para poner fin a los malos tratos contra los niños de todo el mundo y poner en práctica las recomendaciones aprobadas por la Asamblea General en 2006, el primer estudio mundial exhaustivo de las Naciones Unidas sobre el el tema, qué llamó a atención que: "Más de la mitad de todos los niños sufren de abuso físico, sexual y psicológico", según el Estudio mundial.

A partir de este año, la erradicación mundial del abuso infantil, la explotación y todas las demás formas de violencia contra los niños es parte de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, aprobada universalmente.

Por el Día Internacional de los Niños Víctimas Inocentes de Agresión, que se celebra cada 4 de junio, el Centro de Noticias de la ONU se reunió con la señora Marta Santos País. La entrevista se baso en en el estado mundial de los niños y el trabajo que realiza con las entidades de la ONU, con los gobiernos, con las organizaciones regionales y nacionales de la sociedad civil para lograr un cambio positivo.

Centro de Noticias ONU: 10 años atrás, las Naciones Unidas lanzó un estudio global sobre la violencia contra los niños, niñas y adolescentes que señalaba que el problema era generalizado y que en muchos casos no se reportaba. 
¿Es el mundo un lugar seguro para los niños, niñas y adolescentes hoy?

Señora Santos Pais: Es mejor en el sentido de que lo tenemos presente en la agenda política de los Estados, de las organizaciones de la sociedad civil y de las organizaciones internacionales. Es un tema del que hablamos mucho, en el debate público y que los niños traen fácilmente a la luz. Pero cuando tratamos de comparar la magnitud del problema hoy versus cuando se lanzó el estudio, en el 2006, es difícil hacerlo porque no tenemos la data (datos) ni la información que se requiere para hacer ése tipo de comparación. Aún hoy en día, (la violencia) es muy ampliamente aceptada, muy generalizada y afecta a millones de niños. De hecho, el año pasado [más de mil millones de niños] entre los 2 y los 17 años de edad fueron afectados por algún tipo de violencia - física, psicológica o sexual. Las tasas de homicidio afectan sobre todo, de una manera devastadora, a los niños menores de 15 años. El 8% de los homicidios a nivel mundial afectan a los niños.
 
Cuando nosotros hablamos de la trata de niños, niñas y adolescentes, el rostro de los niños es visible.  En algunas regiones, más del 60% de ls víctimas son niños. Incluso si nosotros reconocemos que nosotros tenemos la mejor legislación, la mejor política pública, mejores datos en un número de países, nosotros hablamos cada vez con mayor confianza sobre lo que puede ayudar a prevenir y combatir la violencia, aún así, todavía tenemos miles y miles de niños cuya vida está moldeada por dramáticos niveles de violencia y eso es lo que tenemos que superar ahora. Es por eso que queremos continuar implementando las recomendaciones del Estudio y mobilizar un amplio apoyo en todo el mundo.

Centro de Noticias ONU: La agenda de desarrollo incluye por primera vez un objetivo específico para eliminar todas las formas de violencia contra los niños haia el 2030. ¿Cómo se va conseguir este objetivo?   .

Sra. Santos Pais: Este es un gran logro. Puede parecer un objetivo demasiado ambicioso pero creemos que se puede lograr. Y lo decimos con la confianza de los avances que hemos visto en los últimos años. La real diferencia tiene que suceder a nivel nacional. La primera cosa que nosotros esperamos ver es que más Estados, incluyan en sus agendas de desarrollo nacionales, la prioridad de acabar o eliminar la violencia contra los niños.

En el proceso de elaboración de este nueva agenda de desarrollo mundial hubieron muchas consultas a nivel nacional, regional y global, y más de 800,000 niños contribuyeron de manera seria éstas discusiones. Las máximas preocupaciones que ellos expresaron cuando fueron consultados fue la violencia sistemática contra los niños, a menudo la violencia que ocurre en la escuela. Sin embargo, la incorporación de este programa a nivel nacional no funciona simplemente diciendo que tenemos una ley. Si es que no asignamos los recursos necesarios para su ejecución, si esto no se convierte en una preocupación de los profesionales que trabajan en la escuela, en el hospital, en el centro comunitario o en un centro de recreación, sino sentimos que es imprescindible para contribuir al mismo objetivo, no lo alcanzaremos.

Esta es la razón de porque decidimos lanzar recientemente una iniciativa muy importante denominada "High Time to End Violence against Children" (Hora de poner un alto a la violencia contra la niñez), esperamos transmitir esa sensación de urgencia y ninguna aceptación o complacencia a la violencia.


Centro e Noticias ONU: Cuéntanos más sobre ésta iniciativa.

Marta Santos Pais: El lanzamiento de la iniciativa coincide con el comienzo de la implementación de la nueva agenda de desarrollo. Ahora podemos tratar de unir esfuerzos, encender de nuevo el compromiso de los gobiernos, las organizaciones internacionales, los socios de la sociedad civil, líderes religiosos, líderes de la comunidad. Estamos haciendo hincapié en que es necesario que todo el mundo y todo el mundo participe en la cuenta regresiva al 2030.

Nos sentimos muy emocionados con este movimiento y porque los niños y los jóvenes se están uniendo con nosotros en este proceso. De hecho, cuando lo lanzamos teníamos un campeón maravilloso sobre los derechos del niño y la lucha contra la violencia contra los niños que nos acompaña desde Liberia, como embajador de los millones de otros niños .

Centro de Noticias ONU: Aproximadamente 200 millones de niñas y mujeres se les ha practicado alguna forma de mutilación genital femenina. Si continúan las tendencias actuales, 15 millones de niñas de entre 15 y 19 se someteran a ella en 2030. A medida que más países se unan a la prohibición legal de la mutilación genital femenina. ¿Qué herramientas están disponibles para los gobiernos para poner fin a ésta práctica?

Marta Santos Pais: El hecho de que la comunidad internacional ha reconocido su carácter urgente y lo ha incluido como un objetivo muy específico en el [nuevo agenda de desarrollo] programa muestra que existe una preocupación común para esta práctica. Ciertamente, es muy importante contar con una legislación fuerte porque la legislación transmite un mensaje a la sociedad acerca de lo que es aceptable y lo que no es negociable. Puede ayudar a movilizar a todos aquellos en la sociedad que pueden ayudarnos a cambiar profundamente convenciones sociales, percepciones y creencias muy arraigadas que la gente nunca ha cuestionado.
Pero el cambio sólo puede suceder cuando nos vemos envueltos en una conversación real con las comunidades donde se mantiene la práctica, cuando escuchamos las razones por las que se ha mantenido, por ejemplo, si una chica no se somete a la práctica se percibe como no apta para el matrimonio. Cuando entendamos las razones por las que se práctica, podremos trabajar juntos en tratar de superarlo.

Nosotros vemos hoy maravillosas iniciativas. En algunas comunidade en África, los líderes de la comunidad, los ancianos de la aldea, y las organizaciones de base de mujeres organizan un pasaje a la edad adulta con bailes y canto y celebración para marcar una nueva etapa en la vida de una niña. Pero sin asociarlo con la prática de la mutilación genital femenina, que es violento en sí mismo y que crea impactos muy negativos para la niña en cuestión, para su salud, para su vida actual y para dar a luz. Es conocido que muchas niñas que son sometidas a éstas prácticas no pueden asistir a la escuela.

Nosotros nos sentimos muy confiadas de este trabajo porque hemos visto miles de comunidades, particularmente en África, adheriéndose a este movimiento y comprometiéndose a abandonar la prática de mutilación genital femenina, y la participación con otras comunidades vecinas para llegar a los mismos resultados. Tenemos 22 países que tienen leyes fuertes que condenan la práctica y que en sí mismo es una fuerte indicación de que nos estamos moviendo en la dirección correcta. 

Centro de Noticias ONU: Los niños refugiados y los niños que viven en países asolados por la guerra, como Siria y Sudán del Sur, están en grave riesgo de ser violentados y traficados. ¿Qué se está haciendo para protegerlo?

Marta Santos País: Estoy particularmente preocupada por la situación de estos niños. En los últimos meses la ola de refugiados, los solicitantes de asilo y [la gente] considera que de los inmigrantes que han llegado a Europa, el 40 por ciento son niños. No estamos hablando de un número pequeño. Estamos hablando de miles y miles de niños. Sabemos que han sido testigos de la muerte de los miembros de sus familias, de sus mejores amigos. Y sabemos que a lo largo del camino para llegar es de esperar un refugio seguro, se someten a situaciones traumáticas de la humillación, del hambre, de la estigmatización y muy a menudo de las actitudes xenófobas.

Al mismo tiempo, los niños refugiados no son reconocidos como tales, como niños. Estamos particularmente preocupados de que el rostro del niño, en cierto modo, se ha difuminado cuando los gobiernos están tratando de encontrar una solución para resolver este problema.

Por un lado, nos sentimos alentados de que varias organizaciones del sistema de Naciones Unidas se han unido para tratar este tema. No hay duda de que ACNUR y UNICEF están jugando un rol muy importante. Así como muchos socios de la sociedad civil se están uniendo, y en algunos casos tomando el primer nivel de intervención. Y también vemos un sin número de ciudadanos que están tomando acciones contra la violencia, los malos tratos, la humillación y el abandono de niños en sus países.

Lo que hacemos es fundamental para proteger los derechos de todos y de cada niño. Y eso comienza en el momento en que se trata de identificar: ¿si trata de un niño o un adulto? ¿Este niño o niña requieren de protección especial? ¿si habla el mismo idioma? ¿Quién escucha su historia? ¿Quién los registra mientras rastreamos los miembros de la familia? Por ejemplo, alguien que ayude a prevenir futuros riesgos de trata de niños.

Hace unos meses, Europol publicó un informe en el que reconoció que más de 10.000 niños que habían tratado de llegar a los países europeos habían desaparecido de los centros donde habían sido colocados. Estos niños pueden estar enfrentando riesgos dramáticos de trata, abuso sexual y explotación laboral. No sabemos dónde están. En sí mismo, es una llamada a la acción urgente por parte de todos nosotros. Estamos seguros de que una serie de iniciativas que tienen lugar en las Naciones Unidas muy pronto ayudará a poner el rostro del niño en el centro de las preocupaciones, sin duda, la Cumbre Mundial Humanitaria. Además, a finales de año, en el marco de la Asamblea General va haber una discusión de alto nivel sobre los migrantes y refugiados. Nosotros y muchos socios estamos muy comprometidos a ayudar para que esto suceda. 
 








Centro de Noticias ONU: Usted ayudó en el borrador de la Convención sobre los Derechos del Niño de 1990 y en los tres Protocolos Facultativos. ¿Cómo es que éstos tratados son relevantes en el terreno?

Marta Santos Pais: Los tratados son extremadamente importantes. Si miró hacia atrás, en los años 80' cuándo elaboramos el borrador de la Convención sobre los Derechos del Niño, los niños eran invisibles. Ellos no eran percibidos y su voz no era tomada en cuenta en los debates para influir nuestras decisiones. Hoy las cosas han cambiado dramáticamente, y más personas vemos a los niños como agentes de cambio. Estamos viendo que está sucediendo en todos los países. Es realmente muy alentador. Y los tratados ayudan de una manera desafiante, el país que se compromete, se siente limitado por ellos, para cambiar la legislación, la política, la práctica, el modo de pensar de las personas en relación con los derechos de los niño.
La Convención sobre los Derechos del Niño es el tratado más ratificado en toda la historia de las Naciones Unidas. Ratificado por 196 Estados parte. Sólo un país no es parte y nosotros esperamos que se una pronto, es decir, Estados Unidos. Sucede lo mismo con los Protocolos: el Protocolo relativo a la protección de los niños de la venta, el abuso sexual y la explotación sexual y la pornografía está en vigor en 173 países.

Así que este compromiso crea una plataforma para entablar un diálogo con los gobiernos y para ver: ¿cómo podemos ayudar a reducir la brecha entre el compromiso y la realidad? ¿Cómo podemos traer buenas experiencias de otros países que le puede dar ideas? ¿Cómo podemos sentarnos juntos con diferentes países de la región para aprender unos de otros? Y, por lo tanto, estamos viendo claramente un creciente cambio.

Pero nos sentimos muy impaciente. Cuando hablamos de los niños, puede tomar un minuto para destruir la infancia de alguno de ellos. Por lo tanto, el hecho de que está tomando tanto tiempo nos hace sentir muy presionados por la urgencia de moverse mucho más rápido. Esperamos que todos nosotros ayuden a conseguirlo. 



Continúa la entrevista, para verla completa, ingrese aqui: "Feature, with more than a half children in danger, UN envoy highlights how to keep them safe".

Traducción libre del Equipo de Incidencia en Derecho.
Fuente Centro de Noticias ONU: http://www.un.org/apps/news/story.asp?NewsID=54136#.V1YbMpHhDIW

No hay comentarios:

Publicar un comentario