11/07/2015

Violencia y bullying en las escuelas latinoamericanas, más frecuente de lo que parece


El 27% de los niños latinoamericanos asegura que sus compañeros de escuela se han burlado de ellos y el 11% reporta tener miedo de ser víctima de violencia en el ambiente escolar.

Estos son los resultados de un reciente estudio de la UNESCO que analiza la percepción que tienen los estudiantes sobre esas conductas, algunas de ellas dentro de la categoría de "bullying", cuando el acoso y la violencia se ejercen de forma sistemática.

Sobre el tema entrevistamos a Mary Guinn Delaney, asesora regional de la Oficina de la UNESCO para América Latina y el Caribe.

Le preguntamos cuáles son los tipos de violencia más frecuentes en la región: Por supuesto lo psicológico, los niños son niños, durante el proceso de desarrollo pasan muchas cosas, se cambian los grupos, uno es excluído, ,
Redes Sociales: se percibe como más anónimo, tiene una consecuencia inmediata, se le hace más fácil insultar a alguien con su teléfono que en la cara. Mucha de esa violencia ocurre fuera del predio escolar.

Otras manifestaciones: violencia de género, fenómeno que vemos en todo el mundo. Acoso en la calle, violaciones que sufren los niños en el camino a la escuela, o en el camino a sus casas, acoso sexual de profesores a niños y niñas, favores sexuales por mejores notas.

Grupos más afectados: se encuentran las minorías sexuales. Pero, las cifras que se reporta es muy alta, no necesariamente niños o niñas declaradas como LGTB, sino que aún no lo saben o que simplemente están en una época de formación de identidad. También afecta desproporcionadamente a los indígenas, que son víctimas de insultos y desprecio, más que otros niños.

Los niños han aprendido en la casa que la violencia es una manera aceptable para resolver los conflictos, y esta actitud la traen al colegio, como si fuera normal.

Soluciones: Crear políticas públicas que reconozcan que el problema existe.
Capacitar a personal que trabaja en las escuelas, como empleados de aseo o guardias de seguridad que pudieran ser testigos de esos hechos, y por supuesto la formación docente, para que los maestros sepan como encararlo.
UNESCO recomienda involucrar a toda la sociedad, eso incluye a los padres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario