9/10/2015

Los conflictos armados dejan sin escuela a más de 13 millones de niños

Un estudio de UNICEF explica cómo afecta la violencia en la educación de niños y niñas de nueve países damnificados por conflictos. El texto subraya diversas iniciativas para promover la educación de los niños en circunstancuas adversas y hace un llamamiento para la implicación de la comunidad internacional.

Los conflictos en Medio Oriente y el Norte de África dejan a más de 13 millones de niños sin educación, según un informe publicado este jueves por UNICEF. El estudio, denominado “Educación bajo el fuego”, se centra en el impacto de la violencia sobre el sistema educativo de nueve países que directa o indirectamente se ven afectados por los conflictos regionales.

Los ataques a las escuelas, a veces deliberados, es uno de los principales motivos por el cual los niños no asisten a las clases. Según el estudio, alrededor de 9.000 centros educativos se encuentran inutilizados en Siria, Irak, Yemen y Libia porque se utilizan como refugio para los desplazados o han sufrido graves desperfectos. Otro factor es el miedo que profesores y alumnos tienen a lo que les pueda ocurrir durante su trayecto hacia las escuelas o en los mismos centros. Asimismo, el informe de UNICEF destaca que más de 700.000 menores de origen sirio refugiados en Jordania, Líbano y Turquía no asisten a la escuela por la saturación que sufren los sistemas educativos de estos países. 

“Los niños de toda la región sufren el impacto destructivo del conflicto”, afirma Peter Salama, director regional de UNICEF en Oriente Medio y el Norte de África. “No sólo se trata de los desperfectos físicos de las escuelas, sino de la decepción que se llevan los niños al ver cómo se desvanece su futuro”, concluye Salama.

El estudio subraya diversas iniciativas para promover la educación de los niños en circunstancias adversas, como el autoaprendizaje o la ampliación de los centros. Sin embargo, también señala que la actual financiación no cubre las crecientes necesidades, a pesar que los padres e hijos envueltos en estos conflictos consideran la educación como su máxima prioridad. Así, el informe destaca que se necesita más apoyo. Sobretodo para la iniciativa “No Lost Generation”, lanzada en 2013 por UNICEF y otras organizaciones con el objetivo de impulsar la cooperación internacional en la educación y proteger las necesidades de los niños afectados por la crisis Siria.

Asimismo, el informe hace un llamamiento a la comunidad internacional, políticos y el sector privado para reducir el número de infantes sin escolarizar mediante la expansión de los servicios educativos, en particular en las zonas más vulnerables. Del mismo modo, se insiste en la necesidad de aumentar la ayuda a los sistemas educativos de los países más afectados, además de ampliar escuelas, capacitar profesores y suministrar material escolar. Finalmente, el informe considera que se debe promover el reconocimiento y la certificación de la educación no formal en los países afectados por la crisis de Siria.
Informe de UNICEF "Education Under Fire", How conflict in the Middle East is depriving children of their schooling.

No hay comentarios:

Publicar un comentario