7/16/2015

Abusos de los cascos azules a menores: ¿qué soluciones?

Las fuerzas de paz de la ONU, más conocidas como cascos azules, están en el punto de mira debido a un gran número de casos de abusos a mujeres y menores. En países como Haíti, Liberia o la República Democrática del Congo, varios contingentes han sido acusados de tener relaciones sexuales a cambio de dinero, medicamentos u objetos como celulares.

La Republica Centoafricana también se ha visto afectada por este fenómeno. En mayo de este año soldados franceses y africanos ya habían sido acusados de violar a menores. Recientemente se ha sabido que los soldados de la MINUSCA, la misión de paz en este país, también habría abusado sexualmente de niños.

Como respuesta, la MINUSCA ha puesto en marcha una investigación. Con ella pretende que se impongan sanciones a los soldados involucrados. "Ya existen sanciones ejemplares que se llevan a cabo pero queremos imponer sanciones más fuertes contra las autoridades afectadas, dijo a RFI Hamadoun Touré, portavoz de la mision de la ONU en la Republica Centroafricana.

"Los enviamos a sus paises de origen, se les prohibe servir en las misiones de Naciones Unidas para siempre... No obstante hay que esperar los resultados de las investigaciones para saber el nivel de sanción que vamos a efectuar, con el objetivo de poner fin a este triste fenómeno", añadió.

Sin embargo, estas sanciones no son suficientes. En la mayoría de los casos no hay juicios ya que son los paises de origen de los cascos azules los que tienen la responsabilidad judicial. Tampoco hay reparación para las víctimas, en la mayoría de los casos menores indefensos (subrayado nuestro).

Organizaciones como la Federación Internacional de Derechos Humanos - FIDH pretenden acompañar a las víctimas y obligar a los estados a tomar medidas.

En Haiti hay constancia de unas 300 denuncias oficiales de abusos a mujeres, hombres y niños. Sin embargo al día de hoy no ha habido ninguna investigación pública por parte de la ONU.

Hamadoun Touré considera que una indagación es el primer paso para hacer justicia: "Hay que predicar con el ejemplo, trasmitir los valores de Naciones Unidas, no con discursos sino con acciones. Es asi que podremos ayudar a quienes hemos venido a ayudar y asistir, y al mismo tiempo hacer asi de los valores de la ONU una realidad y no solo bellas palabras."

Según Jimena Reyes, de la Federación Internacional de Derechos Humanos, existen dos razones que fomentarían los casos repetidos de violaciones. El primero tiene que ver con el rol ejercido por los cascos azules. Un segundo motivo sería la poca preparación de algunos soldados procedentes de paises en vías de desarrollo.

Paises como Brasil ya han impulsado la idea de una reforma interna de las misiones de paz de la ONU, estableciendo mandatos más enfocados a la reconstrucción y el desarrollo de los paises en conflicto.

Lea también: "Investigan a soldados franceses por violaciones de niños en República Centroafricana".

No hay comentarios:

Publicar un comentario