8/24/2014

Estado Unidos: California aprueba ayudas para la defensa legal de los niños indocumentados

El Estado se compromete a garantizar el debido proceso en los casos de menores migrantes.

La mayoría de los menores indocumentados se presenta ante el juez sin abogado.

El gobernador de California Jerry Brown, anunció este jueves que el Estado proporcionará ayuda económica a las organizaciones que se dedican a defender en los juzgados a los niños indocumentados que cruzan solos la frontera. La decisión hace realidad una reivindicación de las organizaciones de derechos humanos que varias instancias políticas de California habían apoyado en público desde el inicio de la crisis provocada por la llegada masiva de menores en el último año. “Ayudar a estos jóvenes a navegar por nuestro sistema legal es lo correcto y está en consonancia con el espíritu progresista de California”, dijo Brown, citado en una nota de su oficina de prensa.

El Estado dará tres millones de dólares a organizaciones que proveen asistencia legal gratuita a estos menores. También, según la comunicación oficial, aprobará legislación que elimina cualquier ambigüedad en cuanto al estatus de menores, y por tanto de especial protección, de estos migrantes.

La policía fronteriza de EE UU ha detenido a 63.000 menores no acompañados entre octubre de 2013 y el 31 de julio pasado. La cifra supone ya más del doble que en todo el año anterior. En su mayoría son niños que huye de la violencia y la miseria en el triángulo norte de Centroamérica (Guatemala, El Salvador y Honduras). La avalancha se concentra en Texas, donde la frontera no está vallada y es más porosa y ha desbordado la capacidad de respuesta policial y de acogida de ese Estado, que ha tenido que desviar casos a otros estados del suroeste.

Estos niños emigran en su mayoría porque tienen un familiar en EE UU.Tras ser liberados, tienen una orden de presentarse ante un juez de inmigración para defender su caso. Sin embargo, la gran mayoría carecen de abogado, lo que limita sus posibilidades de evitar la deportación. La vuelta a casa para algunos de estos niños “equivale a una sentencia de muerte”, en palabras del senador Ricardo Lara.

“Es fundamental que estos niños, muchos de los cuales huyen de la extrema violencia de Centroamérica, tengan acceso al debido proceso y una representación legal adecuada”, dijo la fiscal general de California, Kamala Harris, citada en la nota oficial. El senador Kevin de León afirmó: “Nuestro Estado da ejemplo al apoyar el debido proceso para estos menores”.

Judy London, abogada jefe de la organización Public Counsel, que busca ayuda legal gratuita para inmigrantes, aseguró que la decisión de las autoridades de California “va a salvar vidas”. “Aplaudimos al gobernador Brown por ponerse del lado de los niños vulnerables y reconocer que la situación en la que se encuentran es una crisis humanitaria”, dijo London en un correo electrónico. “Es un esfuerzo importante, pero queda mucho por hacer. Al final, la única forma humanitaria en la que puede responder nuestro sistema migratorio a esta crisis es garantizando un abogado para cada niño”, añadió.

La situación ha provocado un encendido debate político en el que los republicanos han propuesto (y aprobado con sus propios votos en la Cámara de Representantes, aunque sin consecuencias) endurecer la frontera y las leyes que permiten la estancia temporal en EE UU. El gobernador de Texas, Rick Perry, anunció que enviaría a la Guardia Nacional a la frontera. Por su parte, las autoridades de California se pronunciaron desde el primer momento a favor de la acogida humanitaria a los niños indocumentados.

La decisión fue anunciada como una medida conjunta del gobernador, la fiscal general de California, Kamala Harrtis, el presidente pro témpore del Senado estatal, Darrel Steinberg, el presidente de la Asamblea estatal, Toni Atkins, y el grupo de legisladores latinos de California.

A finales de julio, en plena polémica nacional por la gestión de la crisis,la fiscal general Harris había hecho un llamamiento público a los bufetes de abogados de California para que ayudaran en lo que pudieran a que los menores tengan defensa en los juicios contra ellos por inmigración ilegal. Tanto Harris como el gobernador Brown aspiran a la reelección en sus puestos en noviembre.

El anuncio se produce cuatro días antes de que el presidente de México, Enrique Peña Nieto, realice una visita oficial a California el próximo lunes. Peña Nieto se reunirá con Brown y el tema de los niños migrantes será parte de la agenda. Ambos mandatarios ya se encontraron a finales de julio en México DF durante la visita oficial de Brown.


Más sobre el tema:
"Texas busca regularizar el entierro de inmigrantes anónimos (En el 2012 se hhalaron 129 inmigrantes fallecidos, en 2013 fueron 87 y este año se han registrado 46)" en El País: http://internacional.elpais.com/internacional/2014/08/22/actualidad/1408728942_668733.html


Fuente El País: http://internacional.elpais.com/internacional/2014/08/22/actualidad/1408675358_979147.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario