10/21/2016

"El mundo en 2030 depende de cuánto defendamos hoy a las niñas de 10 años", dice UNFPA

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) ha lanzado el informe "Estado de la Población Mundial 2016". Adjuntamos publicación en español e inglés.

Erradicar las violaciones de los derechos humanos y la salud de las niñas además de ser imprenscindible para el desarrollo de las menores, generaría efectos muy positivos en las sociedades en su conjunto y ayudaría a cumplir los objetivos de la Agenda 2030.

Así dice el informe Estado de la Población Mundial, difundido por el UNFPA y que en este 2016 pone el foco en las 60 millones de niñas de 10 años que sufren discriminaciones graves en diferentes países del mundo al adentrarse en la pubertad.

"En muchos lugares esto significa que se cosifica a las niñas, se las saca de la escuela, se las casa contra su voluntad, no se las deja andar solas por el barrio - cuando antes salían a jugar libremente- y se las condena a estar en casa, controladas. En muchos otros lugares del mundo es el momento en el que se les practica la mutilación genital femenina", dijo a Radio ONU la jefa de salud sexual y reproductiva del UNFPA.

Laura Laski explicó que se trata de una edad clave para intervenir con proyectos de prevención, educación en valores y programas de igualdad, puesto que cuando son casadas - 47.700 al día, según estimaciones del UNFPA- o se quedan embarazadas ya es demasiado tarde.
Para Naciones Unidas, cuánto se invierta hoy en apoyar el desarrollo y defender los derechos de las niñas de 10 años determinará cómo será el mundo en 2030. Y las medidas pasan, según Laski, por "mantenerlas en la escuela más tiempo del que pasan en la actualidad; proteger su salud y sus derechos; crear oportunidades laborales para cuando, ya adultas, busquen trabajo y puedan hacerlo fuera de casa; así como protegerlas de los embarazos prematuros, de la violencia doméstica y de otras prácticas tradicionales dañinas, como la ablación".
 
Sobre la situación en América Latina, esta experta mencionó los embarazos entre adolescentes, el frecuente abandono de la escuela secundaria ligado a la maternidad y la violencia sexual como los obstáculos principales al desarrollo de las menores.
 
Para combatirlos, el UNFPA insiste en la importancia de extender los servicios de educación sexual y de "trabajar  con los varones para que respeten a las mujeres y sean parte de la solución del problema, no sólo del problema en sí".
El informe El informe Estado de la Población Mundial 2016 es claro al demostrar los beneficios para la sociedad de la escolarización de las adolescentes y de su posterior entrada en el mundo laboral. “Si todas las niñas de 10 años que no van al colegio en los países en desarrollo finalizaran la secundaria, generarían en esos Estados ingresos por valor de 21 mil millones de dólares al año”, apunta el texto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario