8/30/2016

"Cada minuto cuenta", expertos de la ONU plantean alarma sobre las desapariciones forzadas

Cada 30 de agosto se celebra el Dia Internacional de las Víctimas de las Desapariciones Forzadas en el mundo. 
Dos grupos de especialistas de las Naciones Unidas (ONU) sobre las desapariciones forzadas llaman a los Estados a prevenir y erradicar las desapariciones forzadas en el mundo, y asegurar que los familiares de las personas desaparecidas privadas de libertad sean informadas con presición y sin demora sobre su detención.
 
Hablando en el Día internacional de las víctimas de las desapariciones forzadas, el Comité contra la Desaparición Forzada y el Grupo de Trabajo sobre desapariciones forzadas o involuntarias expresaron también su preocupación por las denuncias de intimidación y represalias contra las víctimas de desapariciones forzadas y los que informan sobre sus casos.
 

"No hay límite de tiempo, no importa cuán corto, para que se produzca una desaparición forzada. Cada minuto cuenta cuando una persona es puesta fuera de la protección de la ley. Y cuando una persona es desaparecida, cada minuto perdido de angustia por sus familiares al no tener noticias de la persona es un minuto demasiado largo.

Hemos recibido informes y quejas de personas que están siendo detenidos brevemente por las autoridades estatales, que luego se niegan a reconocer su detención, ni les permiten tomar contacto con sus familiares o con sus abogados, privándoles temporalmente de cualquier tipo de protección legal. En estas circunstancias, y cualquiera que sea su duración, estas detenciones equivalen a desapariciones forzadas, para lo cual los Estados parte son​​responsables internacionalmente.

Los Estados tienen la obligación de revelar el paradero de las personas que se encuentran privadas de su libertad; para mantenerlos en lugares de detención oficialmente reconocidos; y para proporcionar rápidamente información exacta sobre su detención a su familia, sus abogados, u otras personas que tengan un interés legítimo.

Los familiares de los desaparecidos tienen derecho a conocer la verdad sobre la suerte y el paradero de sus seres queridos. Por desgracia, su reclamo por la verdad y la justicia a menudo da lugar a la intimidación y las represalias. Hemos recibido informes preocupantes de actos de represalia contra los familiares, testigos y defensores de los derechos humanos que denuncian casos de desapariciones forzadas a las autoridades, o que los traen al Grupo de Trabajo o el Comité.

Al conmemorar el Día Internacional de las Víctimas de la Desaparición Forzada, animamos a todas las víctimas y sus familiares a que sigan participando con los mecanismos de derechos humanos de la ONU y hacer uso de las vías disponibles en contra de cualquier forma de intimidación y represalias. Estos incluyen las Directrices de San José contra la intimidación y las represalias adoptadas por los órganos de tratados, y el marco de actuación en supuestos actos de intimidación y represalia, adoptadas por los titulares de mandatos de procedimientos especiales para fortalecer su capacidad de proporcionar una respuesta sistemática y coordinada a este fenómeno.

También reiteramos nuestro llamado a todos los Estados a ratificar o adherirse a la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas (entró en vigor en 2010 y ha sido firmada por 93 Estados y ratificada por 50), como un primer paso fundamental para la prevención, y la terminación definitiva, de la práctica inadmisible de las desapariciones forzadas.


Entrevista a Rosa Roisinblit, vicepresidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, cuenta cómo recuperó a su nieto:


Notas relacionadas:

No hay comentarios:

Publicar un comentario