4/29/2016

Argentina. Condenaron al ex juez de Menores de la dictadura

El TOF de Santa Fé dictó pena de 15 años de prisión y revocó la excarcelación pra Luis María Vera Candioti, considerado culpable de los delitos e "retención y ocultamiento de un menor de 10 años", "alteración y supresión" de su estado civil y "prevaricato" en perjuicio de María Carolina Guallane-Paula Cortassa.

El Tribunal Oral Federal en lo Criminal de Santa Fé puso din este medio día al juicio oral y público más largo que se cebró en dicho ámbito desde que comenzaron a ser juzgados los deltios de lesa humanidad. La “causa acumulada” o también llamada “megacausa” Santa Fe finalizó este mediodía, con duras condenas para los cuatro imputados, las cuales van desde los 13 años de cárcel hasta la de prisión perpetua.

El fallo que lleva la firma de los jueces Ricardo Moisés Vásquez -presidente-, Beatriz Caballero de Barabani y Omar Digerónimo alcanza al ex policía de 79 años, Juan Calixto Perizzotti; a los militares retirados Domingo Morales (72) y Carlos Enrique Pavón (66) y al ex juez de Menores de la provincia, Luis María Vera Candioti.

Los jueces consideraron a Perizzotti autor penalmente responsable de los delitos de “homicidio agravado por alevosía, por el concurso premeditado de dos o más personas y para procurar la impunidad” en perjuicio de diez personas; “homicidio” en perjuicio de otras 5 personas más; “privación ilegítima de la libertad agravada por el uso de violencia” contra 5 personas; “tormentos agravados por tratarse de perseguidos políticos”; “tormentos” simple; “sustracción, retención y ocultamiento de un menor de 10 años” y “alteración del estado civil de un menor de 10 años, en perjuicio de María Carolina Guallane-Paula Cortassa”, a la pena de prisión perpetua.

A su vez, el tribunal decidió unificar la condena impuesta con las anteriores (el 22 de diciembre de 2009 fue sentenciado a 22 años; y el 6 de junio de 2014 a 23 años de prisión) a la pena única de perpetua.

Domingo Morales recibió 22 años de prisión por los delitos de “homicidio” en perjuicio de tres personas y “asociación ilícita en concurso real”.

Luis María Vera Candioti fue considerado autor responsable de los delitos de “retención y ocultamiento de un menor de 10 años”, “alteración y supresión del estado civil de un menor de 10 años” y “prevaricato” en perjuicio de María Carolina Guallane-Paula Cortassa, a la pena de 15 años de prisión, una multa de $ 75.000 e inhabilitación perpetua.

Y por último, condenó a 13 años de cárcel a Pavón, como autor de los delitos de “retención y ocultamiento de un menor de 10 años de edad”, “alteración y supresión del estado civil de un menor de 10 años” y “falsificación ideológica de documento público” en perjuicio de María Carolina Guallane-Paula Cortassa.

También los jueces decidieron “absolver a Perizzotti por “privación de la libertad agravada y asociación ilícita”, “por falta de acusación”. Asimismo revocaron las excarcelaciones para Vera Candioti y Pavón y dispusieron que los condenados cumplan la pena privativa de la libertad en dependencias del servicio penitenciario federal, a diferencia de Perizzotti y Morales, quienes gozan del régimen de prisión domiciliaria.

Como la sentencia no está firme, el tribunal hizo lugar a los pedidos de reserva formulados por las partes y difirió para el próximo 21 de junio al mediodía, los fundamentos del fallo.

Causa emblemática
La denominada “causa acumulada” llevó a juicio oral por primera vez en esa provincia un caso de apropiación de una hija de víctimas del terrorismo de Estado. Vera Candioti, Pavón y Perizzotti fueron acusados por la Fiscalía de haber participado en la retención y ocultamiento y de la alteración y supresión de estado civil de Paula Cortassa, hija de Blanca Zapata -asesinada- y de Enrique Cortassa -desaparecido-, sustraída durante el ataque del Ejército y la Policía a su casa, en febrero de 1977. El ex juez además fue acusado de prevaricato, es decir, resolver contra el derecho.

A Perizzotti, en tanto, le reprocharon también su intervención en 16 homicidios -entre ellos, los de los padres de la niña-, cuatro privaciones ilegales de la libertad y cinco casos de tormentos. Morales, por su parte, fue acusado por tres homicidios y asociación ilícita.

“Los sucesos ocurrieron durante los años 1976 y 1977, y formaron parte del plan sistemático de persecución política ilegal, pergeñado por la dictadura cívico militar en nuestro país”, indicó el fiscal Martín Suárez Faisal, en su alegato de clausura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario