1/13/2016

Argentina: Femicidios, el lugar más peligroso sigue siendo el hogar

Durante los primeros diez meses del año, 233 mujeres fueron asesinadas por la violencia machista: las balearon, las apuñalaron, las golpearon y las quemaron. El lugar más peligroso sigue siendo el hogar: 113 murieron en sus casas o en la que compartían con el femicida y en el 76 por ciento de los casos las víctimas tenían un vínculo con el asesino. Los datos surgen del Informe de Investigación de Femicidios en Argentina que elabora La Casa del Encuentro y que presentaron hoy.




Entre el 1 de enero y el 31 de octubre, 252 hijas e hijos de mujeres asesinadas por violencia de género quedaron huérfanos y hubo 36 víctimas colaterales de femicidio (hombres y niños) que quedaron en medio de la ‘línea de fuego’. El femicida de Sabrina Martín mató de 19 puñaladas al hijo de 3 años de su ex pareja y se llevó a la nena de 6.



En 15 de los casos, las mujeres ya habían denunciado al maltratador, 13 tenían orden de restricción de acercamiento del violento y 10 estaban embarazadas. De las mujeres, 142 fueron asesinadas por sus parejas y ex parejas. A una de cada cuatro las mataron con armas de fuego (57), a 41 las apuñalaron, a 39 las golpearon y a 19 las quemaron. Cinco de ellas eran trans: Diana Sacayán, Laura Moyano, Marcela Chocobar y Coty Olmos, entre ellas.


La Casa del Encuentro recopiló la información de las Agencias informativas (TELAM y DYN) y 120 diarios de distribución nacional y provincial, como hace desde 2008. Desde entonces, hasta hoy, se registraron 2041 femicidios. “La violencia sexista es un problema integral, transversal y federal que debe abordarse desde una perspectiva de derechos humanos”, dijo Ada Beatriz Rico, de La Casa del Encuentro, durante la conferencia de prensa.




De los femicidas, 10 pertenecían a fuerzas de seguridad. La mayor parte de los asesinos (119) tienen entre 19 y 50 años.



***

En 2011 Candela Rodríguez apareció en una bolsa negra, en el Acceso Oeste. Al cuerpo de Ángeles Rawson lo encontraron el 11 de junio de 2013 en el CEAMSE. El año pasado Melina Romero apareció en dos bolsas de consorcio, cerca del basurero de José León Suárez. Noelia murió asfixiada entre tierra, cartones y basura, en Ezpeleta. Paola y su beba Martina aparecieron en una alcantarilla: la mamá estaba muerta y la nena viva pero deshidratada y con un cuadro de hipotermia. ADaiana García la encontraron muerta en una bolsa de arpillera, a la vera de la ruta 4, en Lavallol. Andrea Castana apareció debajo de unas piedras en el Cerro de La Cruz (Córdoba) con golpes en la cabeza. Gabriela Parra se juntó con Alejandro Bajeneta -un conocido- en un bar de Caballito y la mató a cuchillazos. El sábado a la noche Pablo encontró a su mamá, Blanca Martínez, tirada en el suelo de su casa con un corte profundo en el cuello. Al lado, había un cuchillo tramontina. Su pareja y la beba en común de cuatro meses desaparecieron y los busca la policía.


Fuente Cosecha Roja: http://cosecharoja.org/femicidios-el-lugar-mas-peligroso-sigue-siendo-el-hogar/

No hay comentarios:

Publicar un comentario