9/01/2015

Secretario General de la ONU llama a poner fin a las desapariciones forzadas

Lejos de ser una práctica empleada en el pasado por dictadores militares, las desapariciones forzadas continúan siendo utilizadas en algunos Estados, lamentó este domingo el Secretario General de la ONU en un mensaje por el Día Internacional de las Víctimas de ese flagelo.

Ban Ki-moon destacó que solamente el año pasado el Comité de la ONU y el Grupo de Trabajo que se ocupan del tema recibieron 246 pedidos de familiares de afectados para tomar acciones urgentes.

El Secretario General señaló que esa cifra es apenas una pequeña parte de los miles de casos que nunca son reportados debido a la situación de inseguridad en los países o bien porque no se conoce que existen instancias internacionales que se ocupan de estas denuncias.

También existe una alarmante escalada de hechos similares cometidos por actores no estatales, incluidos grupos extremistas, que equivalen a desapariciones forzadas y constituyen graves violaciones de los derechos humanos.

Por esa razón, Ban recordó la absoluta prohibición de esa práctica que es considerada ilegal en todas las circunstancias según la Convención de la ONU que se ocupa del tema, la cual entró en vigor en 2010.

En ocasión del Día Internacional de las Víctimas de las Desapariciones Forzadas el Secretario General urgió a todos los Estados miembros de Naciones Unidas a ratificar ese instrumento y a los Estados partes a cumplirlo.  "Es tiempo de acabar con ese flagelo", puntualizó Ban Ki-moon.

 
ONU insta a plena participación de todos los sectores en ley sobre desapariciones en México

La Oficina en México del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos llamó este domingo al Estado mexicano a que la futura ley general sobre personas desaparecidas refleje las legítimas demandas de verdad, justicia y reparación.

En un comunicado, en ocasión del Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas, la Oficina alentó a la participación inclusiva en el diseño de esa normativa en el que se consulte con víctimas, familiares y organizaciones civiles.

La dependencia de la ONU subrayó que las vivencias de esas personas, cargadas de sufrimiento pero también de sabiduría, han generado importantes lecciones y aprendizajes que deben ser tomados en cuenta en la futura legislación.

También indicó que esa participación es indispensable para dotar a la ley de legitimidad favorable para su implementación.

La Oficina de la ONU en México encomió los esfuerzos de las autoridades y organizaciones civiles que impulsan la legislación y reiteró su disposición para brindar asistencia técnica al Estado en esta materia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario