7/31/2015

Naciones Unidas exhorta a combatir la impunidad en el Día contra la Trata de Personas

Los criminales venden a las personas por dinero. La mayoría de sus víctimas son mujeres y niñas vulnerables e incluye a aquellas que son sometidas a explotación sexual, resaltó el Secretario General de la ONU en un mensaje por el Día Mundial contra la Trata de Personas.

Ban Ki-moon subrayó que las víctimas caen presas de engaños y falsas promesas de trabajos mejor pagados.

El Secretario General subrayó que esas redes de traficantes prosperan en países donde el Estado de derecho es débil, por esa razón llamó a todos los países a combatir el lavado de dinero y a firmar y ratificar la Convención de Naciones Unidas contra la corrupción y el crimen transnacional organizado, incluido un reciente protocolo sobre la trata de personas.

Por su parte, el director ejecutivo de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, Yuri Fedotov, dijo que un reciente informe de la UNODC identificó víctimas de 152 países diferentes en 124 Estados.

En contrapartida, no existe un progreso significativo en la respuesta judicial contra ese crimen, es así que el 40% de los países reportó menos de una condena de esos criminales por año, y el 15% no ha logrado ninguna. (subrayado nuestro)

Eso ilustra el nivel de impunidad inaceptable en este tema, dijo Fedotov. 

Experta de la ONU pide abordar la trata de personas más allá de una cuestión legal

La relatora de la ONU sobre la trata de personas, María Grazia Giammarinaro, llamó a hacer cambios drásticos en las políticas y percepciones sobre la trata.

La experta dijo que a pesar de una década de esfuerzos en la materia, los resultados siguen siendo modestos.

En comunicado en vísperas del Día Mundial contra la Trata de Personas, la experta lamentó que la gran mayoría de las víctimas del flagelo, estimadas en 20 millones de personas en el mundo, aún no son reconocidas como tales, lo que dificulta su acceso a justicia y reparación.

Giammarinaro sostuvo que hasta ahora, la trata es considerada una cuestión de cumplimiento de la ley, cuando debería ser abordada como un tema social y económico vinculado a las tendencias globales de migración.

Especificó que ese enfoque daría prioridad a la prevención, para lo cual las autoridades nacionales deben considerar áreas más extensas de explotación, incluidas la industria del sexo, la agricultura, la pesca, el trabajo domésico, la manufactura y el turismo.

La relatora de la ONU instó a los gobiernos y al sector privado a combatir los factores que impulsan esos abusos, uno de ellos la falta de canales de migración regulares.

En este sentido, subrayó la impportancia de políticas coherentes, ya que el combate a la trata es incompatible con políticas migratorias restrictivas, además se requiere gran cooperación internacional para asegurar protección internacional a quienes la necesitan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario