26 nov. 2017

"El 6 de diciembre, ¡a la calle!, dice Ronald Gamarra

La respuesta democrática, cívica, republicana a la arremetida fujimorista contra la autonomía de las instituciones del Estado, muy especialmente contra el intento de destituir arbitrariamente al correcto y decente Fiscal de la Nación, está en marcha y esta semana dió sus pasos iniciales, sus primeras medidas efectivas. Es el comiemzo de una reacción que habrá que multiplicarse. Y hacerse mas profunda y vigorosa a medida que el fujimorismo persista en la vía de grosera manipulación y abuso de poder en que se ha encaminado.

El martes pasado el Ministerio Público efectuó una demostración corporativa de protesta mediante la organización de una vigilia en las puertas de su sede central, con la participación unánime de los fiscales de todo nivel que forman parte de él. La manifestación - que fue acompañada por sectores de la sociedad civil y los entusiastas compañeros y compañeras de la promoción sanmarquina de Pablo Sánchez- se llevó a cabo en forma simultánea y con el mismo éxito de convocatoria en los distritos fiscales del interior del país. La vigilia fue una exhibición de unidad como respuesta a una situación de extremo peligro para la institución.

La vigilia de los fiscales no tiene precedentes en nuestra historia. Nunca antes este cuerpo institucional se había visto obligado a manifestar cívicamente en defensa de su fuero. Es la prepotencia del fujimorismo y sus secuaces, de sus apandillados, cuándo no, lo que les ha obligado a dar este paso. Y es que los fiscales sienten claramente que la movida contra el Fiscal de la Nación es en realidad contra la independencia y autonomía funcional de toda la institución. No es el fiscal Pablo Sánchez solamente; son todos los fiscales quienes están amenazados.

Asimismo, un día antes, un conjunto de instituciones de la sociedad civil retrucó al fujimorismo con la presentación de una denuncia constitucional contra los congresistas integrantes de la subcomisión de acusaciones constitucionales y de la comisión permanente por atentar contra la separación de poderes, la autonomía de las instituciones del Estado y los procedimientos de investigación actualmente en curso, mediante la aprobación maliciosa de "acusaciones constitucionales".

Está acción debería recordarles a estos engreídos congresistas que un día deberán rendir cuentas por los estropicios que tan alegramente cometen hoy. El poder no les durará para siempre y entonces tendrán que responder y pagar las consecuencias de seguir tan becerrilmente las consignas sectarias que les dicta Keiko Fujimori. Nadie atenta impunamente contra la democracia; quien así lo haga, en algún momento deberá ser puesto bajo riguroso escrutinio. Y entonces, veremos si siguen siendo tan valentones.

Estas acciones vinieron precedidas por las importantes declaraciones de las mas series y antiguas instituciones universitarias de nuestro país: San Marcos y la PUCP. Ellas expresan claramente el rechazo de la comunidad académica al intento de la facción fujimorista de someter a las instituciones del Estado que no controla. Y confirman la total carencia de fundamento factual, jurídico y lógico de las acusaciones constitucionales en curso.

Paralelamente, se están dando importantes coordinaciones entre instituciones, organizaciones, colectivos y partidos para responder contundentemente en las calles al desafío golpista del fujimorismo. Por lo pronto, la Asamblea Ciudadana convocada por la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, la CGTP, los colegios profesionales, el Foro Salud y los gremios estudiantiles ya acordaron realizar este próximo 6 de diciembre una jornada nacional de lucha. La movida prepotente de los fujimoristas renueva y alimenta la resistencia democrática, adormecida por el espejismo de la derrota inflingida a la banda en las elecciones presidenciales del 2016. Lo cual revela cuán torpe es la política en que se han embarcado Keiko y compañía.

Notas relacionadas:"Organizaciones internacionales rechazan juicios políticos contra Fiscal de la Nación y  magistrados del TC en el Perú".

Artículo de opinión de Ronald Gamarra Herrera publicado en Hildebrandt en sus trece el viernes 24 de noviembre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario