10/28/2016

India: Las denuncias sobre violación sexual aumentaron en un 40% luego del 2012

Un cartón que cuelga del espejo del auto dice: "Este taxi respeta a las mujeres". El aviso, que es en verdad, un certificado de un curso de sensibilización para taxistas creado hace dos años atrás en Nueva Dehli, evidencia la inseguridad que aún es parte indisociable del cotidiano de las mujeres.

Desde fines de 2012, cuando se conoció el brutal caso de la estudiante Jyoti Singh, que murió después de ser violada por 6 hombres en un onmíbus en la capital de la India, el gobierno y la sociedad se vieron obligados a discutir la violencia contra las mujeres en todos sus níveles.

En el 2013 fue adoptada una nueva legislación sobre el tema, significando una fuerte reacción popular tanto así que aumentó el número de denuncias por violación sexual a un 40%, casi doblando los registros de violencia del 2012 en la India.

En el 2015 fueron contabilizados casi 35 mil casos de violaciones sexuales en el ps -es decir, una mujer es violentada cada 15 minutos. En Brasil fueron 47,6 mil casos en el 2014, según datos oficiales por el Foro Brasilero de Seguridad Pública.

Especialistas dicen que el número está muy alejado de la realidad del país, debido a que gran parte de las víctimas no denuncia por temor, no sólo por el temor a la venganza del agresor -95,5% de los agresores son personas conocidas por las víctimas- sino también su aislamiento de la sociedad.
 
"Una de las grandes conquistas de las protestas del 2012 fue reconocer que tenemos un problema. Antes eso era negado y las víctimas eran culpadas de la violencia sexual contra ellas", dice Amitab Kumar, portavoz del Centro por la Investigación Social (Center for Social Research), organización que apoya a las mujeres víctimas de violencia.

Kumar que clasifica los casos de violencia sexual como una "epidemia", afirma, que la implementación de las medidas sugeridas por el Comité formado después del caso de Jyoti para actulizar el Código Penal, ha sido lento.


La nueva ley adopta gran parte de las sugerencias realizadas, como la ampliación de la definición de violación sexual -antes considerado sólo cuando hubiese penetración vaginal por el pene- la criminalización de otras formas de violencia - como el acoso sexual o el vouyerismo - y el endurecimiento de las penas para los violadores, previendo inclusive, la pena de muerte para reincidentes.

Otras medidas, como el fin de un examen invasivo realizado en los órganos genitales de las víctimas  y la creación de tribunales específicos  para casos de violencia contra la mujer, aún no han sido implementados en todo el país.

Mentalidade
El carácter esencialmente punitivo de las orientaciones adopatadas hasta ahora también, es blanco de las criticas, por las organizaciones de mujeres que trabajan por la defensa de sus derechos. 

"Es necesario hacer mucho más que las medidas punitivas. Es preciso un debate más amplio, cambiar la mentalidad de las personas día a día", afirma Ananya Sharma de 27 años, estudiante del doctorado en la Universidad Jawarhalal Nehru, en Nueva Dehli.

"Ella cita el ejemplo del vagón exclusivo para mujeres en el metro y el uso de más cámaras de fiscalización - cambios adoptados por las autoridades de Dehli, pero "que no resuelven el problema" sin concientización.

"No es una cuestión de progeter a las mujeres, sino de educar a los hombres para que no cometan violencia", dijo.

En agosto, el Ministro de Turismo, Mahesh Sharma, lanzó una alerta para que las mujeres que visitaran la India no usaran faldas y evitaran salir de noche solas por "su propia seguridad".
La declaración fue contestada por reforzar la idea de que la culpa la tienen las víctimas.

"Todos los dias tenemos que pensar que ropa debemos vestir, dónde podemos ir y si es la mejor hora para ir a algún lugar. Ése comentario sólo empeora la situación, dice la estudiante Rajrah, de 22 años.

El Comité que orientó el cambio en la legislación en el 2013 sugirió la inclusión del debate sobre la violencia sexual en las escuelas, pero la propuesta no fue contemplada.

"Algunas escuelas en Dehli preveen la discusión, pero aún es una realidad distante en el resto del país. Precisa ser obligatorio", dice Kumar.

Violencia en números: el caso del 2012 llevó a las mujeres a denunciar más casos de violación y agresión  

29,4% de las violaciones registradas en el país en 2015 ocurrieron en Nueva Dehli, siguiendo Mumbai con 8 % de los casos denunciados.
El 95,5% de los casos de violación en la India, la víctima conocía al agresor.

Casamiento

Una de las principales críticas de la ley de 2013 es que no se incluyó la violación sexual dentro del matrimonio como un delito.
Según el texto acordado, la relación sexual entre el marido y la mujer, siendo esta mayor de 15 años de edad, no es violación.

Con eso, casos como los de Prisha (nombre ficticio) 26, que busco ayuda al Centro, después de 4 años sufriendo agresiones del marido, quién la encerraba en una habitación para forzarla a tener relaciones sexuales, no es crimen.
"Demoré en enteder que, estando casada, yo no necesitaba pasar por eso". 
 
Traducción libre del Equipo de Incidencia en Derecho.
Fuente Folha da Sao Paulo - Isabel Fleck: http://www1.folha.uol.com.br/mundo/2016/10/1825561-mobilizacao-e-nova-lei-ampliam-em-40-denuncias-de-estupro-na-india.shtml?cmpid=twfolha

No hay comentarios:

Publicar un comentario