9/30/2016

UE: Prevenir que las personas caigan en las redes de tratantes debe ser una prioridad

La Unión Europea llamó a poner en práctica las herramientas legales disponibles contra la trata de personas en la región, legislaciones que son por lo general fuertes y ambiciosas, además de invertir en acciones para prevenir ese delito.

En una reunión sobre el tema celebrada en la sede de la ONU en Nueva York, Myria Vassiliadou, coordinadora contra la trata de personas en la Comisión Europea, delineó las prioridades básicas para abordar esa problemática.

Señaló, entre ellas, la reducción de la vulnerabilidad de las personas, sin olvidar los derechos de las víctimas, además de perseguir a los traficantes.

A su vez, animó a reducir la demanda de esas formas de explotación, insistiendo en que la trata ocurre porque alguien compra a las personas y porque el negocio es extremadamente rentable para los traficantes.

"Cuando salvamos a una víctima nos sentimos muy bien. Pero desde la perspectiva de la víctima, llegamos un poco tarde. Es en la prevención donde necesitamos concentrarnos. Debemos, ante todo, asegurarnos de que no les ocurra. Cerciorarnos de que no estén encerrados en una fábrica produciendo bienes baratos para que los disfrutemos, o bien, que no sean violadas miles de veces antes de que digamos que aparentemente las salvamos", enfatizó la experta.

Vassiliadou instó, finalmente, a orientarse en el seguimiento de las ganancias de esas redes de criminales, que muchas veces involucra a sectores legales en negocios tanto regulares como irregulares.

Durante la Conferencia de Alto Nivel  sobre Refugiados y Migrantes se acordó un documento denominado "Declaración de Nueva York", esta hace un llamado a aquellos países que pueden asegurar el reasentamiento o la reunificación de muchos más refugiados para que así lo hagan. También insta a aquellos que están en la parte más rica del mundo a reconocer su responsabilidad de proporcionar financiación humanitaria oportuna y confiable a invertir de forma robusta en las comunidades que acogen a una gran número de refugiados. Los países de acogida están llamados a aumentar las oportunidades para que los adultos refugiados puedan trabajar y para que los niños vayan a la escuela. La Declaración compromete a los gobiernos a abodar mejor los factores que desencadenan las cifras record de desplazados forzados en el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada