5/02/2016

El País: La denuncia de abuso infantil que revivió casos olvidados en México

Que el tiempo no se lleve este caso al olvido, es lo que piden los padres de los niños que acusan haber sido agredidos sexualmente en su colegio, en la Ciudad de México. Tres semanas después de que denunciaron al presunto pederasta, la Fiscalía no ha reunido “elementos suficientes” para aprehenderlo y sólo ha tomado su declaración por escrito, en la que se dice inocente. Las familias acusan que sus hijos son revictimizados con peritajes excesivos y temen que si la autoridad tarda en resolver este caso, quede en el olvido y la impunidad, como otros que han ocurrido antes en México.

El ‘Caso Matatena’ salió a la luz cuando varias madres publicaron en redes sociales que en la escuela Montessori Matatena, un hombre estaba abusando sexualmente de los niños con el pretexto de un juego. El acusado es Rafael Duarte, esposo de la directora del plantel, Patricia Guitián, quien difundió un comunicado en el que rechaza las acusaciones y califica como “excesiva” la clausura de su escuela.

“Es falso que haya sucedido un abuso sexual de un menor en la escuela Montessori Matatena; Lamentamos que un grupo de personas hayan difundido estos falsos rumores en redes sociales, que tanto daño han causado a nuestra institución educativa. En cuanto concluya la investigación de la PGJDF daremos a conocer más información acerca de quienes y cómo difundieron esta falsa acusación a través de redes sociales. Por el momento seremos respetuosos del sigilo de la investigación iniciada”, reza el comunicado.

Las familias de una decena de niños de esa escuela, y otras que simpatizan con su causa, se han manifestado en la Fiscalía y en redes sociales para dar visibilidad a su caso y lograr que los testimonios de los pequeños sean tomados como prueba para solicitar una orden de aprehensión contra Rafael Duarte y su esposa, a quien acusan de cómplice. También exigen que los peritajes se cumplan bajo criterios especiales y que los menores –de entre tres y cinco años- no sean tratados como adultos.

Este sábado, cuando México celebra el Día del Niño, familiares de los pequeños marcharon sobre la turística avenida Paseo de la Reforma hacia el Zócalo de la capital. Ante la sede del Gobierno local, exigieron su intervención ante la inacción de la Fiscalía de Delitos Sexuales, cuyos peritos han desestimado los testimonios de cinco de los niños denunciantes, a pesar de que han sido gráficos y explícitos sobre las agresiones sexuales.

La marcha fue convocada por el grupo ‘Abuso Montessori Matatena’, conformado por los familiares de las víctimas, pero no sólo asistieron ellos: a su lado, en el Monumento a la Independencia, se posó un grupo que protestaba por las desapariciones de otros niños y adultos que siguen sin resolverse. Y con ellos marcharon, del ‘Ángel’ al Zócalo, Alberto y Georgina, padres de Leo, un pequeño de seis años que hace dos años fue víctima de violación por parte de su profesor de futbol en el Instituto Ciudad Cumbres, del vecino Estado de México. Esta pareja ha pedido justicia desde hace año y medio, y ante la parálisis ministerial en que ha caído su caso, han pedido ayuda al gobernador mexiquense Eruviel Ávila, sin obtener respuesta de su parte. Ahora que el Caso Montessori Matatena ha cobrado notoriedad por la cantidad de casos denunciados al interior de un mismo plantel, Alberto y Georgina se suman a este movimiento con la esperanza de que les ayude a ser atendidos.

Otras madres que están en la misma situación se han acercado también a las promotoras de este movimiento para que les ayuden a salir del olvido, luego de años de dilaciones judiciales. “Una abuelita de bajos recursos quería que me llevara su expediente por una nena abusada de 10 años, con todos los datos del agresor; lleva 2 años de haber levantado denuncia y la tienen dando vueltas”, refiere Mariana, una de las deunnciantes el Caso Matatena.

México ha ocupado los dos últimos años el primer lugar en abuso sexual infantil dentro de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En el país, 1 de cada 4 niñas y 1 de cada 6 niños es abusado sexualmente durante la infancia o adolescencia, según estima la asociación para el Desarrollo Integral de Personas Violadas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario