2/28/2016

"El estado de emergencia como farsa" por Ronald Gamarra

El estado de emergencia que el gobierno declaró en el Callao el 5 de diciembre para combatir la delincuencia y restablecer la seguridad ciudadana está demostrando ser una rotundo fracaso. Esta semana los medios informaron que, en todo el periodo de vigencia  del estado de emergencia, hasta el 10 de febrero, se han registrado 23 asesinatos en la provincia constitucional, la mayoría de ellos perpetrados  por sicarios al servicio de las bandas que han establecido su dominio en los distintos barrios de la ciudad portuaria. Lo cual  quiere decir,  en buen cristiano, que el estado de emergencia, tan aparatosamente, decretado por el gobierno, no sirve para nada.

Un asesinato cada tres días, tal es el promedio de la violencia en el Callao, sin referirse por supuesto, a otros indices de delicuencia que se extienden con la facilidad de la mala yerba. En el curso del año 2015, se registraron 160 asesinatos en la provincia. En los dos primeros meses del año pasado se produjeron 12 asesinatos, es decir la mitad de los que se reconocen ahora en el período de duración similar transcurrido desde que se declaró el estado de emergencia. 
¡Al ritmo que vamos, el estado de emergencia no les hará ni siquiera cosquillas a los reyes del hampa!
El estado de emergencia se renovó el 15 de enero por 45 dias mas, quiere decir que a fines de este mes, lo harán una vez más, ¿Vale la pena? Todo indica que más valdría dejarse de medidas demagógicas, con las cuales se pretende impresionar a la gente para disimular lo que no se ha hecho en todo el período de gobierno.

"El problema de la delincuencia en el Callao involucra a poderosos políticos y burocratas".

Artículo de Ronald Gamarra Herrera publicado en Hildebrandt en sus trece el viernes 19 de febrero de 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario