1/30/2016

Padres usan el "castigo razonable" para justifica el uso del castigo físico

Padres todavía tienen el derecho de defenderse con el ‘‘castigo razonable’’ para justificar el uso del castigo físico

La Comisión de Derechos Humanos de Sudáfrica (CDHSA) pidió al Gabinete de solicitar el Departamento de Desarrollo Social (DDS) para que cambie la ley sudafricana para prohibir el castigo físico lo antes posible.
Esto sigue las conclusiones de un informe según el cual era ‘‘crítico abordar los extraordinariamente e inaceptablemente altos niveles de violencia contra los niños en nuestro país.’’ La investigación fue conducida como consecuencia de una petición sometida a la comisión en marzo de 2013. Los peticionarios se opusieron a un manual de educación publicado por la Iglesia de Generación de Josué (IGJ), que usó cuatro de sus 39 páginas para describir la longitud y el grosor de la varilla que deberían utilizar los padres en la educación de sus niños de tan sólo un año de edad.
Según la comisión, la IGJ es una iglesia cristiana carismática que también aboga por el papel subordinado de las mujeres y se opone a las uniones de personas de mismo sexo. A este grado, una queja contra la petición ha sido sometida a la CDHSA para la igualdad de género.
‘‘Sus argumentos están basados en prescripciones percibidas en la Biblia y su derecho a la libertad de religión. ’’ El anciano dirigente de la IGJ ha sido activo y vocal, a escala nacional, regional e internacional, en oponerse a la orientación sexual y los derechos a la identidad sexual,’’ dijo la CDHSA.
‘’El DSD no ha cumplido con su compromiso de prohibir el castigo físico en la casa. Los padres y los cuidadores todavía tienen el derecho de utilizar la defensa de ‘castigo razonable’ como razón de haber asaltado a su hijo.’’
Una enmienda a la Ley de Niños que prohíbe el castigo físico en la casa ha estado preparado y debe empezar su proceso legislativo al principio del 2016. En las recomendaciones, la CDHSA destacó el hecho que la ley sudafricana está en contradicción con sus compromisos y su propia constitución.
Entre otras consideraciones, la comisión recomendó que la IGJ proporcione un compromiso escrito según el cual, dentro de 30 días, se desistirá de abogar por el castigo físico como medio de castigar a los niños  y quitará todas la referencias al castigo físico de su material docente, que los miembros de la IGJ implicados en la presentación de curso de paternidad tomen un curso en disciplina positiva y no violenta, arreglado y facilitado por la CDHSA dentro de seis meses de la fecha del informe, y que  el Gabinete dirija el DDS para iniciar la enmienda a la Ley de Niños para prohibir el castigo físico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario