1/17/2016

Expertos de derechos humanos de la ONU instan a los Estados Unidos a poner fin a la impunidad de las violaciones cometidas en la "guerra contra el terrorismo" y a cerrar el centro de detención abierto hace 14 años

Un grupo de expertos de derechos humanos de las Naciones Unidas y de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) exhortaron el Gobierno estadounidense a poner fin a la impunidad de las violaciones de derechos humanos y de derecho internacional humanitario cometidas en la "guerra contra el terror", así como a cerrar inmediatamente el centro de detención de la Bahía de Guantánamo. 


"Los Estados Unidos deben limpiar sus propias casas - la impunidad solo genera más abusos como los Estados no se sienten obligados de poner fin a su participación en prácticas ilegales," dijeron los expertos en una Carta Abierta publicada el 11 de enero, 14 años después de que el centro devino operacional. 

"La seguridad a largo plazo puede ser recuperada si se cierra una página de este oscuro capítulo de las prácticas post-9/11 en respuesta al terrorismo," notó el Relator Especial de la ONU sobre la tortura, Juan E. Méndez; sobre los derechos humanos y lucha contra el terrorismo, Ben Emmerson; sobre la independencia del poder judicial, Mónica Pinto; el Relator-Presidente del Grupo de trabajo de las Naciones Unidas sobre la Detención Arbitraria, Seong-Phil Hong; el director de la Oficina de la OSCE para las Instituciones Democráticas y Derechos Humanos, Michael Georg Link. 

"Todo el mundo involucrado, incluido al nivel más alto de autoridad, debe ser considerado responsable por ordenar o ejecutar rendiciones extraordinarias, detención secreta, arresto arbitrario de civiles y "técnicas de interrogación mejoradas" justificados en el nombre de la guerra contra el terrorismo," dijeron. 

Los expertos recordaron que casi cien detenidos siguen languideciendo en Guantánamo después de muchos años de detención sin juicio, al margen de la ley y del alcance de las cortes estadounidenses, a pesar de una orden ejecutiva emitida por el Presidente Barak Obama en enero de 2009 de liberarlos y transferirlos y de cerrar el centro de detención dentro del año. 

"Son los olvidados, a medida que los Estados Unidos pasan de una 'guerra contra el terror' a una 'guerra contra el extremismo', sin haber reconocido, reflexionado y reparado las violaciones de derechos humanos fundamentales pasadas," destacaron. 

En su Carta Abierta, los expertos reclamaron el fin inmediato de la detención arbitraria prolongada de todos los detenidos de la Bahía de Guantánamo y su despido a su país de orígen o en un país tercero si están en riesgo de persecución, o su transfer a otros centros de detención en los Estados Unidos para que sean juzgados ante tribunales ordinarios.

"El Gobierno estadounidense debe también asegurar que los detenidos actuales y antiguos así como los individuos que han sido detenidos en secreto tengan acceso a debida reparación por las violaciones de su libertad que ocurrieron a razón de su detención arbitraria, tortura y maltrato," destacaron los expertos de derechos humanos de la ONU y de las OSCE.





No hay comentarios:

Publicar un comentario