12/17/2015

La República: Justicia a punto del colapsar por violencia familiar en Arequipa

Incidencia. Mujeres y niños siguen siendo los más vulnerables a la violencia en el hogar. Al día se presentan más de 50 denuncias en Arequipa.

Terrible. En solo 14 días se presentaron 818 procesos de violencia doméstica. Esto porque nueva norma exige que juzgados resuelvan en menos de 72 horas ese tipo de casos.

Los juzgados de Familia de la Corte Superior de Arequipa están a punto de colapsar, en vista que a diario tienen que atener en promedio 56 casos de violencia familiar.

Esta sobrecarga se da tras la aplicación de la Ley Nº 30364, la cual obliga a los magistrados a solucionar en menos de 72 horas los casos de violencia doméstica. Caso contrario serán denunciados penalmente por omisión de funciones.

Antes de la ejecución de la nueva norma, estos casos eran resueltos entre 6 y 10 meses.

Incontrolable

En los primeros 14 días de acatar lo dictado por la ley, el distrito judicial de Arequipa recibió 818 demandas de violencia. De todas ellas, 328 pertenecen a la sede central del Cercado, 243 son del distrito judicial de Paucarpata, 107 de Mariano Melgar y 140 de Hunter. Esto sin contar las agresiones que no se denuncian. 

"Es monstruoso que diariamente 58 mujeres sean golpeadas", dijo el presidente de la Corte de Arequipa (CSJA) Johnny Cáceres.

La autoridad judicial precisó que de seguir trabajando a este ritmo, en pocas semanas el sistema podría colapsar, pues solo hay 9 jueces encargados de tratar estos procesos. Por la carga laboral, ellos tienen que trabajar más de 12 horas seguidas, realizando a diario entre 16 y 18 audiencias por este delito.

Antes de que entre en vigencia la norma, los casos de violencia familiar eran denunciados en la Policía y luego enviados al Ministerio Público, donde se lograba conciliar la mayoría de casos. Solo el 17% de las denuncias pasaban al Poder Judicial. Ahora el 100% de casos son enviados directamente de las comisarías en un lapso de 24 horas.

Luego y hasta por 48 horas, la víctima y el agresor se presentarán ante el juez, quien determinará una orden de alejamiento, pensión alimentaria, custodia de menores u otro. Si el agresor no cumple con estas disposiciones, será denunciado penalmente. Los Juzgados de Familia no dictan sentencias de tipo penal como la reclusión en una prisión. 

Hasta octubre de este año, estos 9 despachos en la ciudad atendieron 8 mil 272 procesos, de los cuales el 60% corresponden a violencia familiar. Los restantes son casos de divorcios, tenencia, manutención y otros.

"Si solo priorizamos la violencia familiar, el 40% de casos serán relegados hasta enero del 2017. Lo que se necesita son cuatro nuevos órganos judiciales exclusivos de familia, dos en la cede central y dos en periferie", comentó Cáceres. La instalación de cada uno de estos órganos puede costar entre 700 y 800 mil soles.

Sin dinero
Cáceres explicó que el Poder Judicial pidió al Ministerio de Economía y Finanzas una partida presupuestal de 74 millones de soles para la instalación de los nuevos juzgados, pero solo les entregaron 63 millones, al igual que el año pasado. 

"De los 63 millones, 8 millones corresponden a pago de servicios como alquileres, agua, luz y otros; el resto sólo alcanza para remuneraciones. Nos tienen con las manos atadas", dijo el magistrado. 

En caso de una lesión flagrante
El presidente de la Corte Johnny Cáceres señaló que si las víctimas de violencia familiar sufren lesiones considerables en el cuerpo, los casos serán remitidos como delitos flagrantes.


Mediante esta norma, los agresores serán recluidos en una carceleta judicial por 72 horas, en tanto se programe un juicio oral. El agresor podría ir preso de constatarse el hecho con pruebas flagrantes.


"En 20 o 30 minutos podría determinarse el destino de los agresores, solo se necesita el informe médico legal como prueba", sostuvo.

Según Cáceres, este año las principales víctimas de violencia fueron mujeres y niños. 

Hasta el momento, el Poder Judicial ha solucionado 26 casos mediante la ley de flagrancia, la mayoría de ellos por conducir en estado de ebriedad. El resto son por hurtos, agresiones, omisión a la asistencia familiar, trafico de drogas y otros.


Fuente La República : http://larepublica.pe/impresa/sociedad/726353-justicia-punto-del-colapso-por-violencia-familiar

No hay comentarios:

Publicar un comentario