8/08/2015

China y el fin de la política del hijo único

Con el envejecimiento de la población china, el control de la natalidad se ha vuelto obsoleto.

En China, actualmente, la llegada de un segundo hijo en una familia puede costarle decenas de miles de dólares de multa a sus padres en algunas provincias.

Pero el país contempla poner fin a la política del hijo único en vigor desde hace 40 años. Es decir que todas las parejas podrían ser autorizadas a tener dos hijos. Con el levantamiento de esta restricción, el gigante asiático busca remediar al envejecimiento de su población que se disparará en las próximas décadas.

Según datos del último informe de perspectivas de población de Naciones Unidas, un 45,4% de la población china tendrá 60 años o más en 2050.

"Hoy, no existe una amenaza demográfica que justifique la vigencia de la política del hijo único introducida hace 40 años para frenar el aumento de la población", constata Xulio Ríos, director del Observatorio de la Política China.

Más mujeres que hombres
 

Además, el desequilibrio de géneros alcanza niveles preocupantes en China: "hay alrededor de 130 hombres por 100 mujeres", explica Ríos. Un fenómeno que resulta del estatus de la mujer en China: "una mujer que se casa tiene la obligación de cuidar a los padres de su marido y por lo tanto deja atrás a su familia". Una costumbre que lleva muchas mujeres a abortar cuando se enteran del sexo femenino del feto.

Se estima que el estricto control de la natalidad en China ha evitado cerca de 400 millones de nacimientos desde 1979. Pero la aplicación de esta medida se hace a veces de manera brutal, mediante esterilizaciones indeseadas y abortos forzados.

Con los años, la política del hijo único ya ha sido flexibilizada. Desde 2013, las parejas de ciertas provincias y los padres que ellos mismos son hijos únicos pueden tener un segundo hijo. Pero los efectos son limitados. "Muchas familias son reacias a tener más hijos porque, hoy, criar hijos en China es enormemente costoso", apunta Xulio Rios, del Observatorio de la Política China. "Si estas medidas no se acompañan de otras de apoyo social a la familia, es difícil que tengan un impacto significativo en la demografía del país", advierte el especialista en China.

Aunque la noticia no ha sido confirmada por las autoridades, la eliminación de la política del hijo único podría entrar en vigor antes de finales de año.

Entrevistado: Xulio Rios, director del Observatorio de la Política China 

Fuente RFI: http://www.espanol.rfi.fr/asia-pacifico/20150806-china-podria-poner-fin-la-politica-del-hijo-unico

No hay comentarios:

Publicar un comentario