8/27/2014

Lea esto si piensa votar por Castañeda, por Enrique Pasquel

Lea esto si piensa votar por Castañeda, por Enrique PasquelEspero convencerlo de que hay buenas razones para entregarle su voto a otro candidato.

Si usted es parte del 57% de limeños que planean votar por Luis Castañeda para la alcaldía de Lima, le pido que lea estas líneas. Espero convencerlo de que hay buenas razones para entregarle su voto a otro candidato.

1) Comunicore: Los gerentes financiero, administrativo y municipal de la gestión de Castañeda (hombres de confianza de este último desde hace más de dos décadas), así como dos subgerentes, un director y un asesor de su municipio vienen siendo investigados porlos delitos de colusión y malversación de fondos públicos, en complicidad con una empresa fantasma detrás de la cual se encontraría un importante narcotraficante. 

Castañeda niega haber tenido conocimiento sobre estos hechos. O sea, el ‘Mudo’ además es ciego y sordo (y aparentemente algo lerdo) porque su gente de confianza puede asaltar el municipio en sus narices y él no se entera, a pesar de estar encargado por ley de supervisar las finanzas de la comuna. ¿Quiere a este señor manejando los recursos de la ciudad? Ahora, también pregúntese si cree la historia de que el buen Lucho es solo un pobre despistado que escoge pésimo a sus amigos y funcionarios. 

2) El doble cobro: La Ley 28212 es bien clara cuando señala que un funcionario público solo puede cobrar 12 sueldos al año y dos gratificaciones. Castañeda, sin embargo, dispuso que los contribuyentes limeños le pagásemos entre el 2004 y el 2006 bonos por S/.189.140. El tema sigue impune.  

3) La ineficiencia en las obras: La obra ‘insignia’ de Castañeda, elMetropolitano, costó más del doble de lo inicialmente previsto y empezó a operar –parcialmente– cuatro años después de lo originalmente prometido. La vía expresa Grau también se terminó con retrasos y costó el doble de lo presupuestado. En la semaforización inteligente de la avenida Canadá se tuvieron que gastar S/.500 mil más de lo anunciado y terminó con un juicio que obstaculizó por cuatro años la extensión de la red de semáforos.  

4) El monorriel: Hace unos días Castañeda propuso construir un monorriel elevado que conecte Independencia con Santiago de Surco. El problema: es una propuesta absurda hasta para el más necio, pues repite el mismo recorrido del proyecto de la línea 6 del metro de Lima. ¿Este es el señor que solucionará el tránsito de Lima?  

5) Las revisiones técnicas: El inconstitucional monopolio de las revisiones técnicas fue invención de Castañeda. No ha servido para mejorar un ápice el parque automotor. Solo sirve para hacer perder el tiempo a los automovilistas que cumplen la ley. 

6) La Parada: A pesar de haber tenido dos períodos, Castañeda prefirió dejar pasar el tiempo y que la siguiente gestión se ocupase de este problema y asumiera su gran costo político, sin importar su urgencia. 

Castañeda es un populista edilicio: durante sus dos gestiones priorizó las obras que lo harían popular entre la mayoría, como escaleras, parques y hospitales (por eso su principal apoyo radica en los sectores C, D y E, a diferencia de lo que sucede con la gestión zurdo-pituca de Villarán, cuyo apoyo proviene del A y del B). Está muy lejos de ser el gran gestor que él dice que es. Sus obras llegan tarde, mal y nunca, y cuestan el doble de lo prometido. No tiene propuestas para Lima (fuera de un par de lugares comunes y de su ridículo monorriel), al punto que ni siquiera se anima a debatir con otros candidatos. Y no da la cara frente a las serias acusaciones de corrupción de su gestión. Si tuviese que contratar al CEO de su empresa, ¿contrataría a este señor? Supongo que no. ¿Por qué entonces elegirlo alcalde? 

Por Enrique Pasquel, editos adjunto de opinión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario