4/21/2015

ACNUR. La protección de las personas refugiadas y la seguridad humana en Centro América

Violencia de pandillas en Centro América ha creado un reino de terror

Un reciente estudio presentado por la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), muestra un aumento de un 130% desde el 2009 en el número de solicitudes de la condición de refugiado en los países del triángulo norte centroamericano, esto es, El Salvador, Guatemala y Honduras.

El informe indica que el aumento en las deportaciones tiene un impacto social y económico importante en el país al que los migrantes regresan. Tan solo en 2014 más de 80 mil hondureños fueron deportados desde Estados Unidos y México. Incluso, en entrevistas muchos de ellos dicen haber tenido que migrar a consecuencia de haber recibido amenazas de muerte de los grupos criminales.

Fernando Protti, representante regional de ACNUR en Centroamérica es todavía más claro. En entrevista con Radio ONU habla de un reinado del terror de los grupos criminales ante la incapacidad o complicidad de algunas autoridades. Dice que las mafias tienen ya el control de algunas zonas de estos países.


Ideas para combatir la violencia de pandillas en Centroamérica

¿Cómo lograr el cese de la violencia provocada por las pandillas que asolan Centroamérica? ¿Cuáles son las causas que condicionan la presencia de estos grupos que hacen que la región exhiba una de las tasas más altas de homicidios del mundo?

El embajador de El Salvador ante Naciones Unidas, Carlos Enrique García González, convocó en la sede del organismo mundial al establecimiento de alianzas a nivel nacional, regional e internacional, para que este flagelo desaparezca de las calles de los países de la región.

El contexto de su llamamiento fue un Cine Fórum, en el que se exhibió el documental BBoy for Life, del director estadounidense Coury Deeb. El filme, aunque trata sobre la vida de los llamados bboys o los bailadores de break dance y cultores del Hip Hop en Ciudad Guatemala, ofrece una perspectiva de la violencia en la que han crecido, cómo han bailado para mantenerse fuera de las pandillas y las injusticas sociales de las que han sido víctimas.

El diplomático salvadoreño consideró que su país, al igual que otros de la región, no puede resolver por sí mismo este problema, y encomió el uso del arte como un instrumento para su solución.

Materiales ACNUR que pueden servir:
* Manual  para la Atención Integral de Población Refugiada - México

No hay comentarios:

Publicar un comentario