3/16/2014

Consejo de Derechos Humanos de la ONU discute el derecho de los niños de acceder a la justicia

Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas

El Consejo de DDHH de la ONU llevó a cabo, el 13 de marzo del presente, la reunión anual de un día completo sobre los derechos del niño dedicado a las normas y estándares internacionales en materia de acceso a la justicia para los niños y una justicia sensible y adaptada para los niños. Se celebró una mesa redonda en la que se discutió sobre medidas, procedimientos y mecanismos para garantizar el acceso a la justicia para los niños y examinó los elementos necesarios de un sistema de justicia adaptados a los niños.

En las palabras de apertura, Flavia Pansieri, Alta Comisionada Adjunta para los Derechos Humanos de la ONU, dijo que el acceso a la justicia para los niños estaba en el núcleo de la protección de los derechos humanos de los niños y este es un requisito previo esencial para la protección y promoción de todos los demás derechos humanos. Los niños a menudo enfrentan desafíos en sus esfuerzos por buscar la justicia, porque los sistemas de justicia son complejos, porque existe una falta de conciencia acerca de sus derechos, porque hay renuencia a buscar la justicia y porque en muchas partes del mundo, es culturalmente y socialmente inaceptable que los niños presenten denuncias y reivindiquen su derecho a ser reparados

Mariangela Zappia, Jefe de la Delegación Permanente de la Unión Europea para la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra, señaló que los niños enfrentan muchas barreras para acceder a remedios por violaciones a sus derechos, y mencionó una encuesta que demuestra que muchos niños no saben cómo acceder a la justicia o que sintieron que su denuncia no fue tomada en serio o que no fueron escuchados.

Marie Pierre Poirier, Director Regional para Europa Central y del Este y la Comunidad de los Estados Independientes del Fondo de las Naciones Unidas, dijo que muchos de los crímenes contra niños son cometidos por las personas más cercanas a ellos y, sin embargo sólo una fracción de los niños tiene acceso a un sistema de justicia justo y efectivo. Cuando el sistema de justicia esta al alcance de todos, éstos se vuelven un poderoso medio para poner fin a los abusos y restablecer los derechos vulnerados, como los beneficios sociales.

Renate Winter, del Comité de los Derechos del Niño, dijo que una justicia amigable para los niños, significaba que debía ser sensible a la edad del niño, accesible, rápida y diligente, es decir, adaptado a los derechos del niño, apoyando el derecho a participar y comprender el proceso. Winter citó casos de cuándo los niños no son protegidos por un juez, incluyendo el caso de una niña de 16 años de edad atacada por ocho chicos y luego por ocho abogados de la defensa, en un plazo de dos semanas. 

Tom Julius Beah, Jefe de Programas Internacional para la Defensa de los Niños en Sierra Leona, hizo hincapié en que el derecho a la representación legal y la asistencia era esencial en los casos de abuso de menores por parte de sus padres o cuando un niño ha infringido la ley penal. Es importante que los países incorporen buenas prácticas en la legislación para garantizar la participación efectiva de los niños y las familias en los procesos judiciales en beneficio del niño.

Rosa María Ortiz, Segunda Vicepresidente y Relatora sobre los Derechos del Niño de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, dijo que el pilar fundamental sobre el que la democracia y el imperio de la ley descansaban era el acceso a la justicia. Hizo hincapié en que la garantía de la protección efectiva de los derechos de los niños son las familias y comunidades inclusivas, firmemente apoyadas por los Estados, el cual debe asegurar y garantizar la activa participación de los niños y los jóvenes. 

Marta Santos Pais, Representante Especial del Secretario General de la ONU sobre la Violencia contra los niños, dijo que los Estados que han sido afectados por la violencia, la inestabilidad, la falta de estado de derecho, y la débil aplicación de la ley, eran también países con dificultades para superar la impunidad, poniendo a los niños en riesgo de pobreza, mala salud o exclusión social. Para los niños, el sistema de justicia no sólo es complejo, sino que es un laberinto y muy atemorizante. Pero, además tienen recomendaciones claras sobre cómo mejorar el sistema: con mayor conocimiento y el uso de la tecnología.

Durante la discusión, los panelistas reconocieron la necesidad de abordar las vulnerabilidades de los niños en el sistema de justicia mediante la creación de medidas específicas de protección que consideran su corta edad e inmadurez emocional. El derecho internacional reconoce la diferencia entre jóvenes y adultos. Los Estados tienen la obligación de garantizar la igualdad de acceso a la justicia para todos, especialmente para los niños con discapacidades, los niños de la calle, los niños y niñas indígenas. A pesar de ello, los países continuan violando derechos de los menores cuando ingresan en el sistema de justicia, algunos incluso continúan sentenciando a los menores a la muerte o a la cadena perpetua. El acceso a la justicia para los niños sólo puede lograrse si se eliminan las barreras existentes, tales como el miedo y el estigma, y si los mecanismos se adecuan a las necesidades específicas de los niños, como su nivel de madurez y su edad.

Documentos:

1. Informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos sobre el acceso a la justicia para los niños (A/HRC/25/35), lo adjuntamos en la versión en español.
2. Comunicado del Consejo de Derechos Humanos sobre acceso a la justicia para los niños, versión completa en inglés.
 


 
Subrayado y traducción libre del Equipo de Incidencia en Derecho.
Fuente OACNUDH: http://www.ohchr.org/EN/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=14367&LangID=E

No hay comentarios:

Publicar un comentario