22 mar. 2018

El País: Adolescente paraguaya de 14 años víctima de abuso sexual muere al dar a luz

La menor sufrió una embolia y tres paros cardíacos después de que los médicos intentaran sin éxito que tuviera un parto vaginal.
Santi Carneri.

Una adolescente paraguata de 14 años, embarazada por abuso sexual, murió al dar a luz tras permanecer 20 días hospitalizada. Falleció después de que los médicos intentaran que tuviera un parto vaginal hasta que detectaron que tenía una complicación respiratoria, le hicieron una cesárea de urgencia y entonces sufrió una embolia, tres paros cardíacos y falleció. El bebé está estable pero con respiración mecánica y pronóstico reservado, según el equipo médico.

"Fue muy brusco. Le practicaron la reanimación avanzada en terapia intensiva, pero no pudimos recuperarla. Su cuerpo no estaba preparado para una gestación. Fue todo muy repentino", dijo a la prensa local el director del Hospital Nacional de Itauguá, Hernán Martínez, donde estaba ingresada la menor de edad. Ella había llegado por urgencias con una infección urinaria y su parto era considerado de alto riesgo, dijo. "No había parámetros fisiológicos anteriores que nos indicaran que ella estaba descompensándose", declaró Martínez. Ahora la Fiscalía investiga el procedimiento del hospital y el Ministerio de Salud también a la espera de la autopsia.

La menor era abusada por un varón de 37 años que hoy fue detenido, dijo hoy a EL PAÍS el titular de la Secretaría de la Niñez y la Adolescencia del Gobierno paraguayo, Ricardo González Borgne. Según el último dato oficial, 889 niñas de entre 10 y 14 años dieron a luz en Paraguay en 2015.

"En el 70 por ciento de los casos (el abuso) es en el mismo entorno familiar. Un padrastro, tío, hermanastro, abuelo, etc. Es una de las características mas preocupantes. Es una cuestión cultural que guarda relación con el tema de la educación y reforzar los derechos de los niños", declaró Borgne.

Al menos otras tres niñas han sido abusadas esta semana en Paraguay, de las que dos quedaron embarazadas en el departamento de San Pedro. En este país sudamericano donde el aborto está prohibido excepto en el caso de grave riesgo para la salud de la madre, cada día 4 menores de edad sufren abusos sexuales y dos niñas por día son obligadas a parir, según denuncia Amnistía Internacional.

En 2015, 5, otro caso de una niña abusada en Paraguay dio la vuelta al mundo porque las autoridades no le permitieron abortar a pesar de tener 11 años y ser víctima de violación de la pareja de su madre. Mainumby, el nombre ficticio que las autoridades le dieron a la niña-madre, aún no ha recibido la vivienda que el Gobierno se comprometió a darle.

"No son casos aislados. Hay un problema generalizado en Paraguay, que también sucede a nivel regional. Los embarazos forzados de niñas menores de 15 años", dijo a EL PAÍS Rosalía Vega, directora de la sección paraguaya de Amnistía Internacional.

"Somos un país que no tenemos una educación sexual basada en la ciencia. Las autoridades aprovechan la mayoría católica del país para impulsar leyes basadas en convicciones religiosas, no científicas", expresó Vega, quien recordó que el Ministerio de Educación mantiene desde el año pasado una prohibición de divulgar contenidos educativos que incluyan la palabra "género".

Fue la Iglesia Católica, junto a algunas asociaciones conservadoras contrarias al aborto, la que promovió esa prohibición, según Vega. La misma Iglesia que invitó la semana pasada a los argentinos Agustín Laje y Nicolás Márquez, autores de El Libro Negro de la Nueva Izquierda a dar una conferencia homófoba y misógina ante el presidente paraguayo Horacio Cartes.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ofreció en febrero apoyo técnico a Paraguay para desarrollar una política pública sobre educación sexual con base científica, pero el Gobierno paraguayo no ha respondido oficialmente. La CIDH ha criticado al Ministerio de Educación por su resolución, que la consideró en un comunicado "incompatible con los estándares internacionales sobre el derecho a la educación y en particular, el derecho a la educación en derechos humanos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario